Bosra

Ninfeo

Introducción

Siguiendo con mi empeño de difundir el patrimonio mundial de Siria, esta vez nos dirigimos más al Sur, en la provincia de Dar'a. Allí entre casas bajas, justo en el centro de la actual ciudad, aparecen emergiendo de la arena los magníficos restos de una de las ciudades más importantes de la antigüedad en Oriente, Bosra, o como fue llamada en época de Trajano "Nova Traiana Bostra".

Siria al igual que otros países desérticos o semidesérticos disponen de una barrera natural de protección de antigüedades, bien porque se hayan cubierto con sus arenas o por el uso de rocas naturales y locales, muchos de los yacimientos han podido ser recuperados en un magnífico estado. En el caso que nos ocupa, el uso de las rocas basálticas de alta concentración de hierro en su composición, le dan esa apariencia ennegrecida pero a su vez una gran resistencia. Hasta el 2011 sus restos permanecían en buen estado, en la actualidad y tras el control de Daesh de la zona, es más que posible que se hayan visto afectados algunos de ellos. Espero que tras el daño irreparable infringido a Palmira, se haya tenido un poco de alma con los de Bosra, aunque no albergo esperanza.

 
 

Nabateos, helenos y romanos

Bosra se encuentra en la mitad del camino que separa Damasco con Petra, o lo que es lo mismo, es una parada necesaria de la ruta comercial de Arabia. Bosra por tanto fue habitada desde el s.XIV a.C y sufrió la influencia e incursión de los principales imperios de Oriente y Occidente a lo largo de los siglos. A pesar que los Egipcios la referenciaron, lo cierto es que con el Reino Nabateo y sus relaciones con el imperio Helenístico empezó su despunte, máxime si tenemos en cuenta que Rabel II, el último de los regentes nabateos la convirtió en capital de su imperio en detrimento de Petra. No obstante a la muerte del rey en el 106, el emperador Trajano, en su campaña de extensión de territorios Orientales, entra en la ciudad, que no opone resistencia, y la nombra "Nova Trajana Bostra", convirtiéndose en capital de la Arabia Petrea.

Trajano ordena la construcción de un fuerte amurallado e instala un campamento para la legion Cyrenaica, ésta permanecerá asentada en la zona definitivamente por lo que los soldados serán los encargados de "romanizar" la ciudad. A partir de ese momento y a través de la construcción de los elementos característicos de las urbes romanas, Bosra comienza a ser económicamente solvente e inicia un periodo de ascendencia demográfica alcanzando los casi 80.000 habitantes en el s.II.

Tras tres siglos más de bonanza económica y social como provincia romana, se inicia la fractura del imperio romano de Occidente y Oriente, siendo ocupada por los árabes finalmente en el s.VII. Las construcciones paleocristianas y musulmanas se adosaron a las romanas por lo que en algunos casos fueron las artífices de mantener el estado de conservación que se observa actualmente.

 

Los restos

El yacimiento como hemos comentado se localiza en pleno centro de la ciudad, a pesar de ser Patrimonio de la Humanidad, con el claro propósito de protegerla de los bombardeos, lo cierto es que tampoco ha podido ser cuidada con el esmero y dedicación que merece, durante los años 60, una serie de prosprecciones arqueológicas, lograron delimitar el conjunto y datar los yacimientos que habían sido originariamente nabateos y los que se datan de época romana. A pesar de ello, las murallas del castro romano aun permanecen sin excavar debido a que sobre ellas se construyó la ciudad actual dificultando su excavación. Hay que sumarle que la población de Bosra sigue usando los restos como lugares para resguardarse y vivir, por tanto, sigue estando expuesta a los efectos externos que pueden dañar sus estructuras más antiguas.

Las imágenes aéreas que muestro a continuación ejemplifican gráficamente, las dimensiones y la relevancia de esta ciudad que sin duda tiene como elemento preferencial el teatro. 


Imagen aérea de las termas cortesía de http://www.bosracity.com/
 
Vista principal del decumano Imagen aérea cortesía de http://www.bosracity.com/
Imagen aérea cortesía de http://www.bosracity.com/

Termas romanas

Palestra columnada, al fondo las 4 columnas del Ninfeo

 

Los romanos construyeron el castro y lo delimitaron con una muralla defensiva, fuera de ésta quedaba el teatro debido principalmente a una necesidad de espacio, algunas puertas nabateas fueron aprovechadas para marcar el comienzo del decumano, posteriormente se añadirían puertas y arcos monumentales. 

Al igual que en el resto de provincias, los romanos construyeron los elementos arquitectónicos típicos, es el caso de las termas abovedadas que se contemplan en la imagen acompañadas de una palestra columnada donde practicar deporte al aire libre. Bastante bien preservadas mantienen aun los sillares de prácticamente toda la estructura, conservando las salas anexas hasta prácticamente la altura de techo.Las termas disponían de un acceso desde el decumano, frente a ella se situaba el ninfeo.

Vista de las termas
 

El Ninfeo era un templo o espacio dedicado a las Ninfas repletos de fuentes ornamentales que facilitaran el contacto con ellas, era un espacio de relajación. En Bosra está compuesto por una columnata de capiteles corintios de las que sólo se conservan cuatro en pie, en sus alrededores puede vislumbrarse la rica ornamentación que representaría el espacio.

Junto al Ninfeo hallaríamos los restos del foro del que sólo se conserva un criptopórtico subterraneo de galerías.

 
Kalibé
 

Tras la palestra de las termas, en la esquina entre el decumano y el cardo, son visibles los restos de un templo (Kalibé) del que se conserva una columna sobre pedestal y un arquitrabe decorado, la columna algo estrecha en relación a su altura, está rematadas con un capitel corintio de apariencia helenística, otra de las columnas llamadas pilastras están insertadas a un segmento de la pared de la celda, está consagrado a un dios local pero es más que posible que esta deidad fuera producto de la mezcla de varias culturas, parece ser que la efigie del Dios se mostraba en el exterior y no en la celda. Este ha sido uno de los edificios más dañados por la guerra que azota Siria.

Las construcciones adyacentes son restos del Palacio de Trajano, basílicas, catedrales y mezquitas que en siglos posteriores IV-VII fueron construyéndose aprovechando los cimientos nabateos y romanos.

El teatro

 

En el mundo hay una serie de teatros romanos que constituyen una auténtica joya arquitectónica: El de Orange, el de Aspendos, el de Mérida y como no, el de Bosra. El hecho que fuera construída una fortaleza medieval en su pared exterior preservó la estructura del frontal escénico, siempre más vulnerable, en contrapartida destrozaron el recinto columnado por el que se accedía a la urbe. Construido en el s.II muestra de manera espectacular la apariencia de los teatros romanos, quedando sólo a la imaginación el tejado que al ser de madera se perdió, aunque sí se conservan los orificios que soportaban las vigas.

El edificio, a diferencia de otros y por la orografía del entorno, no está excavado sino construído sobre el terreno, mide algo más de 100 metros de ancho con una orquesta central de 21 metros. Podía albergar hasta 15.000 espectadores en una cavea de tres segmentos horizontales de 13, 16 y 6 filas de asientos. Dispone de dos accesos laterales que permitían alojar y desalojar rápidamente el recinto. 

El frontal escénico está compuesto de dos paredes laterales seguidas de una serie de torres salientes a diferentes niveles. Cada una de estas torres está segmentada horizontalmente en tres partes, la más cercana al suelo está profusamente decorada con columnas a excepción de la torre central que dispone de una entrada principal de acceso al escenario de los actores. El nivel intermedio está decorado con hornacinas, y el tercer nivel horizontal, más cercano al tejado también dispone de aberturas decorativas, en este caso tres en la torre central y una en el resto.

 

Conclusión

Siria es o era un ejemplo de confluencia de diferentes civilizaciones, mantener su memoria es mostrar sus recuerdos más valiosos, es dar la espalda a la guerra y enseñar aquéllo que les hizo grandes.

Ya no podremos ver prácticamente nada de lo que aparece en las imágenes, espero que al menos seamos capaces de valorar lo que una vez fuer