Hispalis (Sevilla)

Sevilla es un tesoro en sí misma, una hermosa ciudad con un encanto atrayente para cualquiera que tenga la suerte de visitarla.

A pesar de que la capital es bellamente monumental, hay cierto desconocimiento de su pasado romano en parte porque su vecina Santiponce custodia y eclipsa con los increíbles restos de la antigua Italica, y por tanto, se tiende a minusvalorar los destellos romanos que ofrece la capital hispalense.

Aunque Itálica es lugar de origen de dos de los emperadores más importantes del imperio: Trajano y Adriano, en realidad fue una ciudad residencial, habitada por las familias más ricas y selectas de la Bética. Hispalis en cambio, a pesar de su cercanía a Itálica, fue la ciudad comercial que abastecía entre otras a su capital, Corduba.

Imagen de Sevilla cedida por Sonia Gallego

 

Introducción

Los orígenes hispalenses se remontan a un mito muy arrelado en la Hispania pre-romana, el de Hércules. Dícese que éste después de fundar Cartago en su paso por el estrecho (Torres de Hércules), remontó el Guadalquivir y se estableció en las fértiles tierras bañadas por el río. Independientemente de lo que el mito nos ofrece, se conoce que posteriormente fue ocupada por las poblaciones formadas por los fenicios, tartésicos y cartagineses que pasaron a denominarla Ispal.

 
 

Sevilla fue foco de dos importantes enfrentamientos bélicos, el primero el que eliminó a los Tartésicos imponiéndose así la ocupación cartaginesa, el segundo durante las Guerras Púnicas en el 209 a.C, en las que Roma acabó con el dominio cartaginés.

Una vez pacificado el territorio, Escipión fundó Itálica, siendo ésta la ciudad de referencia, no obstante es Julio César en el s.I a.C el que ocupando la actual ciudad de Sevilla pasa a fundar la Colonia Iulia Romula Hispalis.

 

Los yacimientos

Hace muy poco, en una zona ocupada parcialmente por el Real Alcázar se descubrieron los restos de diferentes épocas incluyendo de época romana, no obstante los restos más evidentes son los que comprenden el Antiquarium, el templo de la C/ Mármoles y los restos diseminados por la ciudad del acueducto "Caños de Carmona".

Hispalis disponía igualmente del sistema urbanístico romano formado por Cardo y Decumano, ubicando el foro, como es habitual, en la intersección, localizado aproximadamente en la actual plaza de la Alfalfa. Ambas vías ahora estarían localizadas en el cuadrante territoral que engloba la Iglesia de Santa Catalina y la Calle Abades y la calle Águilas y la plaza de San Salvador. 

Hispalis también fue una ciudad fortificada, la construcción de la muralla perimetral fue obra de César que sustituyendo la ya existente en época púnica la dotó de mayor resistencia estructural, a pesar de que actualmente no puede verse como tal, sí que fue usada para construir la muralla de época medieval del Alcázar, hallándose actualmente en ella los restos romanos compartiendo espacio con los posteriores. Después de diversas prospecciones arqueológicas realizadas en el Alcázar, se localizó en el Patio de banderas los sillares datados de época romana, así como un pedestal en el que reza la dedicatoria de una tal Valeria, que en memoria de su padre y en representación de los olearios dedicó una cantidad al culto de Minerva.

 

 

En la Calle Mármoles de Sevilla localizamos los restos de 3 columnas romanas. Aunque inicialmente se hallaron seis, dos de ellas fueron trasladadas en el s.XVI a la Alameda de Hércules, sobre las cuáles se situaron las estatuas de Hércules y Julio César, los dos fundadores de la ciudad y la tercera se partió en un intento de trasladarla al Alcázar. 

Columnas de Hércules y Julio César procedentes del edificio de la calle Mármoles
 

A pesar de que se le tiende a designar como templo, no se sabe con seguridad qué es exactamente, algunos apuntan a los restos de un pórtico ya que fueron hallados los fragmentos de columnas de similar estilo en un lugar cercano, no obstante en los trabajos arqueológicos realizados en el año 1988 se halló unas losas de piedra que determinaron que nos encontraríamos ante los restos de un Templo hexástilo con una profundidad de 40 m construído durante el s.I o II, la mayor parte de la extensión que ocuparía este templo está urbanizado hoy en día por lo que es muy difícil detallar con exactitud las medidas exactas y la utilidad. Lo que sí es cierto es que su situación lo enmarcaría en las construcciones pertenecientes al foro.

 
Columnas procedentes de los restos de la calle Mármoles
 

Las columnas del Templo son de granito sobre base de estilo ático. La altura de las mismas ofrece una perspectiva aproximada de las colosales dimensiones y por ende, de la importancia que los romanos dotaron a Hispalis.

 
Restos acueducto Hispalis (Caños de Carmona)

 

Los restos del Acueducto son visibles en diferentes tramos de la ciudad, construído enteramente en ladrillo se le designa como Caños de Carmona porque seguía el tramo de esa vía que anteriormente se correspondería con la calzada romana que enlazaba con Córduba. En el s.XV se conservaban 390 arcos en 17 Km de recorrido que siguieron abasteciendo de agua potable a casas y jardines públicos hasta el s.XIX. Aunque se cree que data de la época de Julio César, los califas repararon los desgastes ocasionados en la estructura con el paso de los años, por lo que la versión más extendida es que lo que apreciamos en la imagen es una obra de confección mora que utilizó las estructuras del acueducto original romano. 

 
Macarena (Sevilla)
 

La muros y torreón de la Macarena estarían sobre la costrucción original romana. De hecho, el nombre Macarena se cree, entre otras muchas hipótesis, que deriva de la evolución de Macariusena o "propiedad de Macario", designando así la propiedad de un rico terrateniente que partía desde la puerta conocida actualmente como Puerta de la Macarena.

 
Antiquarium Sevilla

 

La mayor parte de los restos romanos, especialmente de laa época de Tiberio, los hallamos en el subsuelo del Metropol Parasol (Las Setas), en la plaza de la Encarnación, precisamente durante la construcción de un aparcamiento se hallaron los fragmentos de diferentes villas (la Romana, de las Ninfas, de Baco, Casa de la Columna, Sigma y la de la Noria), magníficamente decoradas con coloridos y valiosos mosaicos así como decoración mural de gran valor artístico.

 
Antiquarium Sevilla

 

A parte del magnífico estado de estas villas que nos ofrecen un ameno paseo por 4 siglos de historia, también posibilita el conocimiento de la vida cotidiana de la Colonia romana. Este hecho se ve avalado por los restos de una factoría de salazón (se aprecian los tanques de almacén de garum) y por los numerosos elementos hallados como: juegos, lucernas, vasijas, etc....

 

Antiquarium Sevilla
 
Detalle mosaico Casa de la Columna
 

Es más que posible que cientos de yacimientos hispalenses estén plácidamente ocultos esperando a ser revelados, lo que sí es cierto es que la Hispalis romana merece ser descubierta con la misma admiración que su vecina Itálica. Para viajar a Sevilla no se precisa un motivo, pero si lo tienes, no te pierdas otra visión al margen de su magnífico casco histórico.