Aristóteles


Aristóteles sin lugar a dudas es uno de los pensadores más importantes que ha existido en la historia, su legado y sus escritos formaron parte de la creencia casi dogmática de las siguientes generaciones, perdurando la vigencia de su pensamiento hasta la Edad Media.

Aristóteles nació en Estagira, perteneciente a Macedonia, en el año 384 a.c.
Su padre fue médico del rey Amintas II, por lo que cabe resaltar que heredó un cierto apego científico que se mantendría durante toda su vida. A los 17 años, viaja a Atenas e ingresa en la Academia de Platón, donde se inicia en su filosofía, allí estará hasta la muerte de su maestro en el 347 a.c.

A pesar, de que a Aristóteles se le ensalza principalmente como filósofo, no es menos cierto que también destacó en él un gran interés científico, por ello y gracias a su amigo Hermias, se inicia en la medicina y en la biología. Al cabo de los años, es requerido por el rey Filipo de Macedonia, que le designa como maestro de su hijo Alejandro, más tarde conocido como Alejandro Magno. La obsesión del rey Filipo era procurar que su hijo conociera, el pensamiento, la historia, y la literatura griega. Hay que tener en cuenta que el conocimiento de estas materias era símbolo de prestigio y teniendo en cuenta la rivalidad entre Grecia y Macedonia era en cierta manera una manera de acercarse al mundo helénico. Aristóteles pasó gran parte de su juventud junto al joven Alejandro, del que se separó una vez fue designado como rey, después del asesinato de su padre Filipo.
El maestro regresa a Atenas y funda su escuela El Liceo. Allí permanecerá instruyendo a jóvenes tal y como habían hecho sus predecesores, hasta que la muerte de Alejandro Magno acaecida a los 33 años,   infunde un nuevo enfrentamiento entre Grecia y Macedonia. No se convierte en una actitud bélica, pero sí que empiezan a aflorar resentimientos de antaño. Aristóteles debido a su origen macedonio decide abandonar Atenas y refugiarse en Calcis, donde vivió hasta que le llegó la muerte en el 322 a.c.

Para aquellos que no lo sepan, la filosofía en el mundo griego no era simplemente el estudio del pensamiento, era una ciencia que englobaba diferentes aspectos, así no es nada raro encontrar un filósofo matemático, biólogo o teólogo, de hecho todo ello, incluido el arte de la retórica, formaba parte de las directrices de la propia filosofía, un griego podía creer en sus Dioses antropomórficos y ser un científico riguroso, sin que ello fuera ninguna contradicción.
Dicho lo cual se entenderá mejor que Aristóteles nos presente por un lado una actitud muy cercana a nuestros científicos y por otro premisas más afines a la religión que a la ciencia como la entendemos hoy.

Conservamos parte de los libros que Aristóteles escribió, y de ellos podemos afirmar que su doctrina abarcó diferentes aspectos:

- El estudio de la lógica, al que alude como sistema para hallar la verdad única y auténtica de todas las cosas
- El estudio de la Metafísica, que comprende un nuevo sistema de entender el origen de las cosas, así pues es crítico con las doctrinas platónicas que separa el mundo de las ideas de las físicas (alma/cuerpo), él entiende que hay un origen en todas las cosas que permite el movimiento y el cambio, es decir un origen único inamovible que inicia el movimiento, atribuido a Dios. Uno de sus razonamientos es que para que algo sea bueno, tiene que haber una comparación con algo mejor, de tal manera que llegaría un momento que la única comparación de lo más bueno sería con un ente divino.
- El estudio de la Física, Aristóteles entiende que todo empieza bajo un movimiento inicial, plantea el movimiento circular como el más perfecto, creyendo que el centro del universo es la tierra, y de donde a partir de ella giran y rotan los demás elementos, como si de una enorme vía transparente se tratara, los elementos primarios son el agua, la tierra el fuego y el aire, que combinados entre sí a diferentes proporciones ofrecerían toda la gama de materiales de los que disponemos.
- El estudio del Alma, para Aristóteles todo ser vivo dispone de alma, sea vegetal, animal o humano, no obstante nos diferencia de la animal lo que él llama el alma racional, la capacidad innata del ser humano de poder aprender y razonar. Así mismo cree contrariamente a su maestro Platón, que el alma no dispone de memoria de reencarnaciones anteriores, y que por ello tenemos asimilados ciertos conceptos innatos, sino que cuando un ser humano nace su mente está totalmente limpia y vacía de informaciones que nos permiten ir asimilando nuestras propias experiencias.
- El estudio de la ética y la política, no solamente cree que el hombre es un ente individual con capacidad de raciocinio sino que cree que el hombre ante todo es una animal político, que precisa de normas y leyes de convivencia, opina que el hombre precisa la unión bien sea familiar y luego estatal, vivir en comunidad con otros, no fija un sistema político perfecto, cree que todos desde una monarquía hasta una tiranía pueden ser positivos siempre y cuando el hombre/s regente/s ofrezca estabilidad a su comunidad. Paralelamente, opina, que el fin de cualquier hombre es la felicidad y por ello establece que la felicidad no reside en ningún lugar en particular, sino que cada individuo dispone de un sentimiento de felicidad ante determinados estímulos, es decir, hay quienes se sienten felices con su intelecto, con la cultivación de su físico, con la política....cree que el establecimiento de un orden en todos los placeres ofrece una felicidad continua y placentera, la justa medida de todas las cosas.
- El estudio de la retórica, contrariamente a Platón cree que la imitación de la naturaleza es positiva, el hecho que el hombre use la naturaleza como modelo o para su estudio  implica un deseo de conocerla y por lo tanto una capacidad de aprender de ella. Así mismo cree que la retórica bien empleada como forma de disuasión con fines positivos puede ser válida, de hecho un buen uso de la retórica cree que ofrece una buena arma para aquellos que quieran usarla con fines políticos.

Por lo tanto, y a grandes rasgos, Aristóteles estableció un modelo moderno de estudio, nos dice, estudiar la naturaleza, la biología, el comportamiento de otros seres y de nosotros mismos es base obligada para crecer personal e intelectualmente, pues todos los seres vivos formamos parte de un origen natural de las cosas iniciadas por un ente divino que originó el movimiento y por lo tanto la vida, las premisas científicas establecidas por el conocimiento, la interpretación de nuestros sentidos y por el estudio de la experimentación nos permiten llegar más lejos, siempre descartando aquellas teorías de las que se puedan dudar y que puedan impedirnos alcanzar los objetivos. Su visión profunda de todos los campos sigue siendo todavía admirada y por ello vale la pena estudiarlo. Un gran pensador, que permitió que otros también lo fueran....