Época Imperial

Alto Imperio

DINASTÍA JULIO CLAUDIA

Octavio Augusto (63 a.c. - 14 d.C.)

Octavio nació en el año 63 a.C, su padre Cayo Octavio fue gobernador de Macedonia y su madre Atia era sobrina de César, este último apunte marcará su destino de por vida. Octavio nunca despuntó de una manera sorprendente por su habilidad militar pero sí por una capacidad de organización y una inteligencia sorprendente, que le llevó a hacerse un sitio en la historia dorada de Roma.  Julio César no había tenido hijos varones legítimos por lo que adoptó al hijo de su sobrina, a Octavio, como su hijo y por lo tanto heredero legal de su legado y su fortuna, Octavio se convirtió en Cayo Julio César Octaviano.

Octavio fue con Julio César a Hispania en el 45 a.c. cuando contaba con escasos 18 años, para acabar con las sublevaciones militares que hubieron en la zona, seguidamente le ordenó marchar a Épiro para frenar la batalla con los partos, fue en Épiro donde se entera de la muerte de César acuchillado en el senado a manos de Bruto y Casio. Cómo heredero directo se presenta en Roma para recibir la herencia que le corresponde así como para poner de manifiesto su condición de hijo adoptivo, eso no será del agrado de Marco Antonio, que pretende heredar el poder de Julio César y hacerse con el control de Roma. Entre ambos comienza a despuntar una rivalidad que continuará a lo largo de los años. Marco Antonio se hace con el control de ciertos partidarios de César, y con algunas de las legiones de éste, Octavio por su parte manejará de forma magistral el senado, aliándose con la fracción republicana en especial con Cicerón. Roma en esos momentos estaba realmente en un período crítico, acababa de salir de una guerra civil, ganada por Julio César, y veía en la rivalidad de ambos otro motivo de guerras internas entre partidarios de Marco Antonio y de Octavio. Entre ambos dieron muerte a los asesinos de César en la batalla de Filipos y le dieron a César la condición de Divino.

Las presiones surgidas de estos conflictos llevará a que ciertas provincias romanas intenten aprovecharse de este vacío de poder para sublevarse. Marco Antonio, Octavio y Lépido deciden fundar un segundo triunvirato que otorga los siguientes territorios: Marco Antonio la zona de Asia, Lépido la zona de África y Octavio el territorio Galo, Hispano y la península Itálica, de esta manera pretendían someter las zonas en rebeldía y asegurar la paz en el imperio.

Mientras Octavio se hacía con el apoyo del senado y de la fracción republicana, Marco Antonio viaja a Egipto donde se encuentra con la reina Cleopatra, con la que entabla una relación amorosa siguiendo con la tradición de César. Octavio al ver el cariz que estaba tomando la situación decide afianzar el triunvirato entregando a Octavia, su hermana, como esposa a Marco Antonio.

No obstante, Cleopatra como regente del Bajo y Alto Egipto sabe perfectamente que la unión de Roma con Egipto personificado en la figura de ambos y del hijo de ella con César "Cesareo", haría que tuvieran el control total del imperio, así que deciden enfrentarse a Octavio y al senado de Roma, contando con las legiones que Marco Antonio controlaba en Asía más las tropas egipcias de Cleopatra. Marco Antonio anuncia su divorcio de Octavia, iniciando así una guerra entre las dos fracciones del Estado, las controladas por Octavio y las partidarias de Marco Antonio.

Octavio consigue derrotar las tropas rebeldes de Marco Antonio en Accio. Esa derrota significó el fin de Marco Antonio, ya que pensando que Cleopatra había muerto dejó que las tropas de Octavio acabaran con él. Octavio llegó a Egipto e intentó apresar a Cleopatra para que le acompañara en su desfile triunfal por Roma pero ésta se suicidó por la mordedura de una serpiente aspid.

De esta manera Octavio quedó como estandarte de la protección de la república y el senado de Roma. La agudeza de la personalidad de Octavio fue que jugó con una baza: aprendió de los errores de César, no pretendió imponerse a la fuerza como dictador (aunque en varias ocasiones el propio senado pretendió nombrarle como dictador él lo rechazaba taxativamente), así poco a poco el propio senado fue entregándole un poder y autonomía total sobre el imperio con diversas leyes que él se encargaba que fueran aprobadas. De esta manera sabía que nadie podía acusarle de querer destruír la República en pro de una monarquía. Octavio fue nombrado imperator y Augusto, nombre con él que se le conocería a lo largo de la historia.

Octavio, ya llamado Augusto se casó en diversas ocasiones, los dos nietos que tuvo murieron por lo que no tenía continuidad para dejar su legado, se casó finalmente con Livia, que tenía un hijo llamado Tiberio de su anterior matrimonio con Agripa, a regañadientes Augusto aceptó dejar como heredero a Tiberio, a condición que éste se separara de su esposa y se casara con la hija de Augusto, Julia, de esta manera pretendía que el poder de Roma continuara en manos de la familia o gens "julia".

Augusto tuvo una salud delicadísima, padecía de bronquitis y de cólicos que se convertirían en crónicos a medida que envejecía, vivió de una manera austera y sin lujos. Sus legado fue de vital importancia, continuó con el trabajo que César no había podido acabar, así mismo instauró la paz en todo el imperio, hecho que hizo que construyera un monumento el "ara Pacis" (aún se conserva), que pretendía simbolizar el fin de las guerras civiles y el comienzo de una etapa de paz. Reformó parte del Foro Romano convirtiendo" lo que era ladrillo en mármol", construyó el Foro Augusto, y promovió las artes como nunca nadie lo había hecho, delegó en Mecenas la tarea de la protección de los nuevos talentos que iban surgiendo como por ejemplo el gran poeta Virgilio. A nivel social instauró una división del censo tanto en las provincias como en Roma, dividiendo las clases patricias por gens y cantidades de sextercios, también dividió por economía a los bonis y a la plebe en general. Así mismo limitó el senado a 600 senadores, haciendo una limpieza exhaustiva e instalando en las sillas curules de una manera muy legal aunque no lo fuera, a sus partidarios más fieles, la escalada política seguía manteniéndose pero con ciertos cambios. Destituyó el servicio de clientelas que los hombres adinerados poseían, de esta manera evitaba una coacción de los boni para que sus familias- clientes apoyaran incondicionalmente las propuestas de este grupo, es decir pretendía erradicar el sistema de sobornos, muy utilizado durante la república. Debido a su obsesión por las conspiraciones alimentada por lo ocurrido con su predecesor, fundó la guardia pretoriana que se mantendría hasta el final del imperio. Con él, Roma vivió su gran época dorada, una administración perfecta y una dedicación artística que llevó al imperio a su máximo esplendor. Augusto murió por causas naturales, su cuerpo fue portado por los senadores hasta la pira donde fue incinerado, fue vanagloriado por la república y por los ciudadanos.

 

Tiberio Claudio (14 d.c. - 37 d.C.)

Tiberio nació en el 42 a.c., su madre, Lívia, casada con el emperador Augusto de segundas nupcias fue la que incitó a su marido a que adoptara a éste como sucesor, ciertamente Tiberio no era para nada el hijo adoptivo que Augusto deseaba, de hecho se vio  obligado debido a la muerte de sus nietos de sangre preferidos, Cayo y Lucio Cesar, Augusto tuvo otro nieto, Agripa Póstumo, pero lo descartó directamente porque le creía un hombre de pocos valores. Así pues a Octavio sólo le quedó adoptar a alguien de la familia de su esposa.

Livia tenía dos hijos Tiberio y Druso, y a su vez Druso tenía un hijo Germánico, Germánico de hecho era la apuesta inicial de sucesión pero la juventud y la poca experiencia de éste le hizo decidirse por Tiberio, su hijastro. Unió en matrimonio a su hija Julia con él para asegurarse en cierta manera una descendencia de gens Julia y no Claudia, eso dolió profundamente a Tiberio ya que tuvo que separarse de su primera esposa para comprometerse con Julia. No obstante el destino que se le presentaba era muy prometedor y aceptó, Julia ya tenía hijos de su anterior matrimonio, en concreto una hija de ella, llamada Agripina, puso en jaque en cierta manera la política de Tiberio ya que su madre Julia, ahora esposa de Tiberio, fue acusada y castigada por el propio Augusto al exilio por unos temas muy oscuros, que Agripina achacó a una conspiración del propio Tiberio para sacársela de encima.

De Tiberio podemos decir que tuvo dos épocas muy diferenciadas, por un lado, y ya como emperador adoptó una actitud muy parecida a la del propio Augusto, aunque más austera. Fue muy capaz en lo que se refiere a la aplicación de la ley y al reparto de bienes, se le reconoce en sus primeras etapas una disposición total de ayuda a los pobres, escasez de gasto público y un cierto alejamiento de grandes poderes o títulos, no obstante también es cierto que su relación con el senado no era aparentemente muy buena por lo que aunque se le reconoce la disposición también es verdad que no supo afrontar sus problemas con ellos, llegando incluso a evitar su asistencia y haciendo política a través de cartas. Tiberio tuvo que hacer frente a las sublevaciones que le venían en todas las áreas del imperio, en la Galia, en Africa, en Asia, etc...

Tiberio asignó como sucesor a su sobrino Germánico, el que al principio era el favorito de Augusto, no obstante los celos fueron menguando esa posibilidad, ya que Germánico poseía una gran belleza, una capacidad militar asombrosa, y una grandísimo estima por parte de ciudadanos y senado. Tiberio apartó a Germánico de Germania donde estaba aplastando las sublevaciones y le llevó a Asia, ese gesto fue visto como un intento de apartarlo de la vida pública, fue en Asia donde Germánico murió asesinado, todo ello acrecentó las malas lenguas que le acusaban de haber sido el propio Tiberio quién pensase en una conspiración para acabar con él, en parte debidas a la propagación por parte de la esposa de Germánico (Agripina) . Debido a los continuos problemas que tenía en Roma decidió descansar en Capri dejando el control del imperio en manos de Sejano, pero a medida que pasaba el tiempo se fue dando cuenta que ese poder dado excepcionalmente a Sejano podría ocasionar su propio final, ya que Sejano controlaba el senado y los pretorianos, finalmente decidió acabar con él y tomar las riendas del imperio de nuevo él mismo.

Su segunda etapa y final está llena de escándalo y despotismo, cuando volvió de Capri se encargó de hacer una "limpieza en el senado", toda esa confianza depositada en un principio en sus más íntimos colaboradores (que le habían traicionado), se convirtió en un recelo absoluto por todo y para todos, ello le llevó a ser odiado y despreciados por todos. en Marzo del 37, perdió el conocimiento, empezando el fin de su días.

Tiberio  no había elegido aún sucesor, aunque se hablaba que quién verdaderamente estaba en el ojo de mira era Cayo, uno de los hijos de su sobrino Germánico, no obstante al no hacerlo oficial quedaba el imperio en un vacío de poder, de hecho era una oportunidad de oro para instaurar de nuevo la república pero lejos de eso, por la estimación que todos habían tenido al gran Germánico elevaron al poder a su hijo Cayo, llamado cariñosamente Calígula. 

 

Cayo "CALÍGULA" (37 d.c. -41 d.C.)

Aquellos que creyeron que Calígula sería un símbolo de belleza,  majestuosidad y saber militar igual que su padre Germánico, se equivocaron de pies a cabeza, no solamente no heredó nada de sus cualidades sino que poseía absolutamente todos los inconvenientes de la familia Claudia y la familia Julia. Como bien hemos comentado a la muerte de Tiberio el senado no aprovechó la oportunidad de acabar con el sistema imperial, quizás en parte porque la república aún permanecía muy dañada internamente desde la guerra civil con César, y también porque el buen hacer económico de César y de su adoptivo Augusto había dejado buen sabor de boca en la población. No obstante la elección de Cayo fue con todo, el error más grande que cometieron.

Cayo era hijo de Germánico, cuando era niño acompañó a su padre en algunas andaduras militares, ello le llevó a ser poco menos que la mascota de los legionarios, no solamente jugaban con él, sino que le fabricaron unas sandalias militares a tamaño pequeño las llamadas "calígulas" de ahí le sobrevino el apodo que llevaría toda su vida. No obstante se crió casi en su totalidad con su abuela materna Antonia hija de Antonio "el egipcio", esto marcará su infancia y sobre todo su absolutismo, debido a que la percepción del poder de su abuela era totalmente autoritario, ella no creía en el sistema imperial controlado por el senado sino en el sistema de Reyes o faraónico como se practicaba en Egipto y en Asia. Si a eso le sumamos los comentarios de Tiberio respecto al odio por el senado, tendremos exactamente el resultado de lo que fue Calígula.

Gobernó bien los 6 primeros meses, quizás por el miedo temprano a demostrar su propia personalidad, pero pasado ese tiempo empezó a destacar lo que fue en verdad su síntesis personal: una tiranía absoluta. Su gobierno se basó en un apoyo a las legiones y a la muchedumbre pero sus excesos hicieron que en poco más de 3 años acabara con el tesoro de Roma, gastándoselo en excesos y en lujos, algo que no veían bien ni el senado ni el pueblo que vio como subían los impuestos y bajaban las arcas del estado. Así pues, Calígula se perfilaba como el hombre mas odiado y déspota de la historia del imperio romano por ello el 24 de Enero del 41 los guardias pretorianos lo asesinaban en la habitación. Sin herederos  volvía a asomar la república como única opción de gobierno, pero la guardia pretoriana encontró a Claudio (tío de Calígula y hermano de Germánico) escondido tras las cortinas donde habían asesinado a Calígula, lo sacaron de allí y con el apoyo del pueblo los pretorianos lo convirtieron en el próximo emperador de Roma.

 

Claudio (41 d.c. - 54 d.C.)

Claudio siempre había sido considerado el inútil de la familia, se tiene constancia de que tanto su tío Tiberio como su sobrino Calígula le llamaban tonto, le vilipendiaban, insultaban y aprovechaban la menor ocasión para reírse de su tartamudeo, sus tics nerviosos y sus andares. El caso es que Claudio fue emperador por casualidades de la vida porque nadie daba un duro por él, la única ventaja que tenía era que su hermano había sido Germánico y eso le ayudaba a tener una gran aceptación popular.

Claudio había crecido en la sombra de la familia por ello ocupó gran parte de su vida en cultivarse intelectualmente, de hecho hizo diversos escritos sobre los orígenes etruscos y cartagineses de la Roma Primitiva. También se le reconoce un cierto apego a los excesos y se sabe que en su grupo de amistades no se incluía la flor y nata de la aristocracia. Cuando los pretorianos asesinaron a Calígula encontraron escondido tras los cortinajes a Claudio, asustado e indefenso creyó que iban a matarle también, pero nada más lejos de la realidad !!!! Los pretorianos lo llevaron a hombros y lo nombraron emperador de Roma. En principio el senado se negó, pero el temor a una rebelión del la fracción militar hizo que apoyaran su investidura. Claudio en los primeros años de gobierno incorporó a su grupo de confianza a dos libertos Narciso y Palas y no sólo se contentó con esto sino que intentó incorporar al senado de Roma a los nobles eduos (una de las tribus Gala), eso levantó auténticas ampollas  ya que el poder del senado había estado exclusivamente reservado a unas pocas familias privilegiadas. Deducimos pues, que la relación entre el poder senatorial y Claudio nunca fue muy buena. Claudio estaba casado con Mesalina, una mujer que se dedicaba a coleccionar amantes por toda Roma, finalmente fue asesinada por orden de Claudio puesto que mientras era la esposa del emperador se había vuelto a casar con el cónsul Silio  siendo el hazmerreír de todo el imperio, el gran cornudo. A la muerte de Mesalina la aceptación de Claudio menguó así que decidió continuar con la afición expansionista de Julio César, desembarcó en Britania con cuatro legiones e instauró la paz en el territorio, también intervino en Armenia, África, y Germania, por lo que en  el año 49 había extendido los límites del imperio.

También se preocupó por la reparación y construcción de acueductos, abrió un nuevo puerto en Ostia, incrementó la red de carreteras, e instauró con su liberto Palas un gran sistema fiscal. En el 49 se casó con su sobrina Agripina, la hija de su hermano Germánico, según se cree fue ella quien asesinó a Claudio envenenándole pero no se tiene a ciencia cierta la seguridad de que así fuera, por el contrario y lejos de emular a Mesalina, se comportó correctamente en el cargo que desempeñó como mujer del emperador.

Claudio murió dejando como heredero a  Nerón, hijo de Agripinaa quién casó con su hija, Octavia, finalmente se le reconoce como el mejor emperador tras Augusto por su entrega y dedicación al estado, el tonto tartamudo se había convertido en un brillante administrador del  imperio. 

 

Nerón (54 d.c. - 68 d.C.)

 

Nerón en teoría debía ser el emperador ideal, su educación fue estricta a nivel familiar pero también contó con Séneca para sus estudios.  A pesar de acceder al imperio con tan solo 17 años supo imponerse a los partos y creó un buen ambiente tanto con el senado como con la plebe que veía en él a un modelo a seguir, no obstante eso sólo fue un espejismo que duró escasamente 5 años, porque Nerón genéticamente adoptó más los modales de Calígula que los de Claudio. En un principio adoptó una posición complaciente con sus ciudadanos, regalando una paga de 400 sestercios a cada uno, eliminando impuestos .... pero en el año 59 Nerón asesina a su madre Agripina, algo que no será bien visto por Roma, empieza a rumorearse la actitud de Nerón.

Para acallar los rumores y dando un giro importante a su gestión, decide dedicarse a la vida artística, así durante los años que le siguieron Nerón empieza a organizar juegos de Gladiadores, comedias, tragedias....cualquier actividad relacionada con el arte. Su megalomanía y su dedicación total a ello hace que olvide los deberes imperiales y sólo se preocupe por escribir y recitar tragedias. Ante la incomodidad del senado por la nula gestión de Nerón, sus dos consejeros Séneca y Burro se apartan de él, estas dos vacantes serán ocupadas por Tigelino y Popea, con la que se casará más tarde asesinando primero a su mujer Octavia. A este momento de incertidumbre hay que sumarle las continuas revueltas de las provincias romanas y su incapacidad para poner orden. En el año 63 Nerón quiere viajar a Grecia, cuna de las artes, para recrear él mismo sus  espectáculos, Nerón ya no gobierna, sólo sueña con una ciudad ideal, Roma, llena de teatros, esculturas, y arquitectura colosal. Por ese entonces Roma tenía una gran desorganización a nivel arquitectónico, los barrios habían crecido a un ritmo superior a su capacidad y sus edificios eran construidos sin orden y con materiales baratos, a Nerón le preocupaba dar esa imagen tan pobre y en su delirio, según parece porque este dato ya no es seguro, desarrolló un plan para incendiar los barrios pobres de Roma e iniciar una reconstrucción total.

En el año 64 un incendio colosal destruye diez de los catorce barrios de Roma, durante casi diez días la ciudad se sume en auténtico caos, heridos y sin hogar huyen despavoridos y por orden de Nerón se refugian en el campo de Marte. Los cristianos fueron acusados del incendio, muchos de ellos fueron crucificados ese mismo año, pero se empezaba a sospechar de que había sido el propio Nerón el artífice. Aprovechando este momento se tramó una conspiración para acabar con su vida, no obstante fue descubierta a tiempo.  Nerón implacable mando asesinar a los conspiradores, pero ya la plebe no estaba con él, en plena crisis y con miles de personas sin hogar, Nerón construye la Casa Dorada, un edificio espectacular por su lujo y sus medidas, todo ello lleva a la indignación de la gente que hace afianzar más la posibilidad del Nerón pirómano. En el año 66, después de su victoria contra los partos, Nerón viaja por fin a Grecia, allí se somete al buen juicio de los griegos en cuestión de Arte, lo vitorean y ensalzan, Nerón en gesto de gratitud les ofrece la libertad.

A su regreso a Roma, Nerón sigue con la misma actitud, pero el Tesoro imperial empieza a tocar fondo y ese vació de poder instiga  a las revueltas de provincias en Judea y en la Galia, los pretorianos ya no le siguen ni el pueblo ni el senado, así que el 9 de Junio del 68, Nerón decide suicidarse, dejando a Roma sin heredero imperial. Comienza una crisis de grandes proporciones. 

 

La muerte de Nerón desencadena una crisis imperial. Sin descendencia, Roma nombra emperador a Galba, un hombre mayor con reputación de severo Su avanzada edad impedía que designara un heredero que continuara con el legado imperial por lo que al cabo de unos meses concretamente el 15 de enero del 69 fue asesinado. Otón, que controlaba algunas cohortes pretorianas se hace con el poder, en parte por su amistad con el desaparecido Nerón , pero a la par le aparece un rival Vitelio que también quiere hacerse con el imperium, el 14 de Abril del 69 Otonianos y Vitelianos se enfrentan en el Norte de Italia, en Bedriac, la balanza se decanta por Vitelio y Otón se suicida. Vitelio no tenía muy buena fama, también fue un buen amigo de Nerón, pero le encantaba el vino y las buenas comidas, su caracter más bien bonachón hizo que no ejerciera ningún respeto sobre la plebe. Mientras él disfrutaba de su triunfo en el Norte de Roma, otro hombre Vespasiano presentaba su candidatura, cuando Vitelio quiso darse cuenta las legiones de la Germania se posicionaban a favor de Vespasiano. Vitelio fue linchado en una batalla callejera, proclamándose Vespasiano emperador de Roma.

 

DINASTIA FLAVIA

Vespasiano (69d.c. - 79 d.C.)

Vespasiano no provenía de ninguna familia patricia con nombre, de hecho antes de proclamarse emperador, durante su estancia en Alejandría hizo correr la voz entre la población romana de que realizaba curaciones milagrosas, todo ello para paliar su escasez de gens. El caso es que Vespasiano nació en Sabina, su familia había progresado a nivel económico y su fulgurante carrera fue debida en parte a su trayectoria militar en Britania y en África, proconsulados que le había dado Nerón.

Vespasiano había heredado un imperio lleno de problemas. A nivel económico, los incendios del 64 y los enormes agujeros del Tesoro en parte por la mala gestión de sus predecesores, habían hecho que Roma se encontrara en límites desesperados. A nivel social, las guerras civiles y la inestabilidad política hacía que el imperio fuera un polvorín. Vespasiano aprobó una ley por la cual el imperio se hacía hereditario de padres a hijos, por lo que sus hijos Tito y Domiciano pasarían a ser los futuros emperadores.

Sus medidas económicas fueron transparentes y se caracterizaron por una austeridad total en los gastos imperiales, derribó la casa dorada, y le quitó la libertad a Grecia otorgada por Nerón, eso hizo que el Tesoro pudiera volver a ingresar los impuestos de los griegos así como recuperar las tierras de propiedad estatal que habían sido ocupadas sin permiso y sin pago tributario. Vespasiano se dedicó a recoger dinero de entre las piedras pero con la más absoluta legalidad. Hombre de aspecto rudo pero sencillo, vivía en una casa donde cualquiera podía entrar sin anunciar visita, además asistía con regularidad al senado donde trabajaba sin pausa. A nivel militar Vespasiano sabía de los conflictos internos en las legiones, muchos altos cargos militares poseían el poder de derrocar a emperadores como en el caso de Calígula obligando a las guardias pretorianas a ejercer presión. La indisciplina militar se había convertido en un problema a resolver, por ello apartó a aquellos que podían ser problemáticos de sus cargos y deshizo tres de las legiones de Germania.

Bajo su mandato se acabó con las rebeliones de Judea del año 70 además  la recuperación económica procuró la construcción de nuevos edificios entre ellos uno de los más emblemáticos del mundo: El coliseo romano, capaz de dar cabida a 50.000 espectadores.

Los 10 años del imperio de Vespasiano fueron de una gestión espléndida, caracterizada por la austeridad imperial y el buen hacer político. Murió en el año 79 de causas naturales. Su hijo Tito se proclamaba emperador de Roma.

 

Tito (79d.c. - 81 d.C.)

Tito sólo tuvo 3 años para desempeñar sus funciones. Hombre de excelente presencia y de un carácter amable y extrovertido, ya se había ganado la aceptación de Roma, por sus incursiones militares en Jerusalén. Tito al principio fue recibido con ciertas reticencias en el senado puesto que su relación con la reina Berenice, anterior a su cargo de emperador, hacía pensar que igual sus aspiraciones eran más propias de rey que de emperador, pero Tito se alejó mucho de esa imagen, es más rompió su relación con la reina e inició sus labores con el imperio. Entre otras cosas Tito inauguró el Coliseo Romano, iniciado por su padre Vespasiano, con la aparición de 5000 animales y diversos espectáculos de gladiadores que duraron 100 días. Su aproximación a la plebe era constante, les ofrecía lo que querían y dejaban que se les acercara de una manera muy familiar. Tito en pocas palabras, se dedicó a gastar el superávit alcanzado con la etapa de su padre. No obstante durante esos tres años, antes de su muerte, tuvo que hacer frente al desastre de la erupción del Vesubio el 24 de Agosto del 79, un incendio que arrasó el campo de Marte y el Capitolio, y por último una epidemia. Como legado dejó montones de deudas a su hermano Domiciano.

 causa de los recelos del senado por el recuerdo de la política de Domiciano y al no disponer de heredero directo, el senado nombra a Nerva como emperador provisional y de transición, él debe encontrar al nuevo emperador.

 

Domiciano (81d.c. - 96 d.C.)

Domiciano había crecido envidiando a su hermano mayor, Tito. Su hermano representaba lo que él nunca sería, por ello cuando Tito murió y ascendió al poder Domiciano, se convirtió en un modelo de poder agresivo, autoritario y cruel. Descrito por sus contemporáneos como "el peor emperador que existió", Domiciano inició una política basada en un control autoritario de las instituciones. No sólo se hizo con un cargo consular en 17 ocasiones sino que se nombró censor, y eso significaba disponer de mano libre para expulsar a quienes quisiera en el senado, así mismo controló absolutamente todos los campos desde el judicial al administrativo. Todo ello le reportó la desaprobación general de los aristócratas y senadores ya que acabaron realizando trabajos que no eran importantes. Domiciano intentó ganarse, por el contrario, a los militares y al pueblo, ofreciendo aumentos de sueldos que incrementó hasta 1/3, y regalando pagas a sus ciudadanos (hasta en tres ocasiones), todo ello acompañado de espectáculos y actividades lúdicas para entretener a la plebe.

A partir del 84 inició una campaña de acoso y derribo a sus oponentes, aplacó las revueltas internas y desenmascaró conspiraciones que utilizó para castigar impunemente, en el 93 acabará asesinando y desterrando a las fracciones más contrarias a su política imperial.  

No obstante, los incrementos de sueldo, las pagas, los espectáculos y la deuda que había dejado Tito, hizo que buscara una manera de conseguir dinero para llenar las arcas estatales, por un lado multiplicó las confiscaciones e incrementó los impuestos y por el otro inició un periodo bélico en las fronteras del imperio, después de celebrar 3 victorias, sufrió una tremenda derrota en el 92 con los suevos. Domiciano, llegó a Roma celebrando una victoria militar que no había conseguido, hizo desfilar a sus soldados disfrazándolos de esclavos y utilizó sus propiedades para enseñarlas como motín de guerra.  En septiembre del 96 murió asesinado por una conspiración interna. Todo el mundo se alegró de su muerte pero de nuevo se establecía el problema de la sucesión.

A causa de los recelos del senado por el recuerdo de la política de Domiciano y al no disponer de heredero directo, el senado nombra a Nerva como emperador provisional y de transición, él debe encontrar al nuevo emperador.

 

Nerva era un anciano que inspiraba poco respeto a los pretorianos, a duras penas podía aguantarse.... cuando ya se estaban fraguando nuevos conflictos por la incapacidad de localizar un heredero imperial, in extremis Nerva se decanta por Trajano, el que se consideraría el mejor de todos junto con Adriano.

 

DINASTÍA DE LOS ANTONINOS

Trajano (98 d.c. - 117 d.C.)

 

Trajano era Hispano de nacimiento, con él se acabó la tradición de que los emperadores debían ser nacidos en Roma exclusivamente. Su condición de Hispano en cierta manera le ayudó a tratar con los itálicos, aquellos que vivían en provincias romanas, y que desde el gobierno de los Flavios habían pasado a formar parte del Senado. Trajano era considerado un hombre rudo, de educación militar y algo vulgar, no obstante afrontó la grave situación que acaecía en el imperio y gestionó una serie de medidas de apoyo para sanear Roma.

Inició un periodo aperturista donde cualquier opinión por parte de los senadores era aceptada, de hecho juró no tomar medidas contra ellos aunque fueran firmes opositores de su política. Debido al problema económico que pasaba Roma aprobó diversas  leyes entre las que se  incluía la adquisición obligada  por parte de los senadores de propiedades agrarias que compraban al estado haciendo que se forjaran nuevos capitales agrarios. Otras medidas no tan populares fue la de favorecer a los patronos en contra de los derechos de sus esclavos, intentó fomentar la natalidad e instauró medidas de manutención de los niños pobres mediante los beneficios que tenía el estado de los intereses sobre préstamos.

Otro de los objetivos fijados por Trajano, fue resolver los continuos conflictos en las provincias limítrofes romanas, y las sublevaciones por parte de los partos y los dacios, también con la perspectiva puesta en nuevas conquistas que hicieran llenar las arcas de Roma con los motines confiscados en las batallas. En el año 106 ya había sometido a los Dacios, convirtiéndola en nueva provincia romana, seguidamente se dirigió a Oriente donde en el año 116 ya tenía ocupadas Armenia, Singara, Edesa , Mesopotamia, Babilonia Ctesifonte y Seleucia. Trajano se estaba encaminando hacía la India cuando las revueltas judías empezaron a iniciarse en Chipre y Egipto extendiéndose a todas las provincias recientemente conquistadas. Ante la imposibilidad de poder reconducirlas, se retiró a Cilicia donde murió en el 117. No obstante lo que sí es cierto es que sus incursiones en Dacia y en Oriente procuró el saneamiento que necesitaba el imperio, mediante la explotación de minas y aperturas comerciales en los diferentes puertos.

 

Adriano (117 d.c. - 138 d.C.)

Adriano fue uno de los emperadores que destacó más por su inteligencia. Hombre culto con una gran capacidad para recordarlo todo, siempre se esforzó por aprender de todo y de todos. Estudió arte, matemáticas, filosofía...con los mejores de su tiempo, su pasión por aprender cultura clásica hizo que amara especialmente todo lo helénico.

Adriano poseía una gran ambición pero contrariamente a su predecesor, instauró un período de paz con las provincias, prefiriendo de antemano pactar o firmar tratados de unión y alianzas al enfrentamiento militar. No obstante, reforzó la "limes" que era un muro de separación que delimitaba las provincias romanas de las bárbaras, procurándose como aliados las poblaciones que quedaban en los límites, de esta manera estaba en constante conocimiento de las rebeliones bárbaras que amenazaban sus límites. Aunque instauró un período sin guerras, no se anduvo por las ramas a la hora de acabar con las insurrecciones judías. Adriano podías ser catalogado como el emperador viajero, se pasó la mitad de su reinado viajando a través de todas las provincias, a su lado llevaba a supervisores, arquitectos, etc... a los que les pasaba nota de lo que debían hacer en cada ciudad, con especial cariño se dedicó a embellecer Atenas.

Adriano también se ocupó de las finanzas, la justicia y el urbanismo, así mismo fijó la carrera ecuestre e hizo nuevos cargos para agilizar la burocracia interna, ante todo amaba a los caballeros lo que le hizo ser despreciado por gran parte de los senadores patricios que veían como el emperador daba mayor importancia a las decisiones tomadas bajo el consejo imperial que por el Senado de Roma.

Su afición a viajar hizo que no gozara de demasiada popularidad entre los ciudadanos de Roma, pues la impresión de que se preocupaba más por las provincias que por Roma invadía a la plebe.

Adriano tuvo un final difícil, en el año 138 se suicida acabando así con su vida. Aunque sus contemporáneos no lo trataron especialmente bien, en la actualidad se cree que su gestión fue de las más positivas de todo el imperio.

 

Antonino (138 d.c. - 161 d.C.)

No aparecen muchas informaciones acerca de este emperador, a pesar de que se sabe que gestionó el gobierno de una forma brillante. Perteneció a una familia de cuna de las afueras de Roma. De educación exquisita supo ganarse mediante un talante diplomático al senado y al pueblo. Su política fue muy parecida a la de su predecesor Adriano, reforzó el tiempo de paz pero a diferencia de Adriano permaneció en Roma todo su reinado.

Sobre sus medidas políticas y legislativas cabe destacar su mejora en la legislación, en la que "prevalece la igualdad sobre la legalidad" dando un nuevo orden al poder judicial, ello derivará a la premisa más importante del Derecho romano y también el de nuestras generaciones. Además recortó el número de funcionarios administrativos en todas las provincias algo que venía siendo una lacra debido a los favoritismos de ciertos gobernadores, donde se ofrecían cargos inútiles que derivaban a gastos innecesarios para el Estado, todo ello fue gracias al conocimiento de Antonino de todas las finanzas de las provincias a cargo de Roma. Antonino gestionó tan brillantemente la economía de Roma que consiguió un superávit en el Tesoro, en parte debido también a su política austera en cuanto a urbanismo se refiere, pero en cambio si entregó donaciones no solamente económicas sino en alimentos básicos a sus ciudadanos (aceite, trigo...), así mismo ofrecía pagas a las niñas romanas desfavorecidas igualándolas a las que Trajano había impuesto a los niños en igual situación. Fue tal la estabilidad que ofreció al estado que a su muerte los senadores le concedieron el sobrenombre de Pius. Antonino dejó como a sucesor a Marco Aurelio, cumpliendo así con la promesa hecha a Adriano.

 

Marco Aurelio (161 d.c. - 180 d.C.)

 

Marco Aurelio había recibido una educación única a cargo de 19 profesores especializados en cada materia, en especial despuntó en filosofía donde se decantó por el "estoicismo". Cuando Marco Aurelio se hizo con el poder, en el senado se movían ciertas voces que alertaban sobre la inexperiencia militar de éste, el miedo a que no supiera afrontar sublevaciones militares o guerras en las provincias acechaba en cada rincón de Roma, tanto fue así que ese rumor corrió por las provincias por lo que los partos intentaron aprovechar el momento de su proclamación como emperador  para iniciar una revuelta invadiendo Armenia y Siria, corría el mes de Marzo del 161.

Marco Aurelio afrontó su primer reto de forma brillante, un nombre destacó por encima de los demás que fue el de Avidio Casio que se encargó de acabar con la invasión parta, por ello fue promovido como gobernador de la zona de Oriente. A la vez que los partos invadían provincias romanas, en occidente los germanos atacaban la zona del Danubio por lo que Marco Aurelio tuvo que luchar contra estos para garantizar las fronteras romanas, a todo ello se le suma una peste que acabó con 200.000 romanos sólo en la ciudad, un año más tarde Marco Aurelio había finalizado la revuelta germana.

Las bajas en el ejército a causa de la guerra y la peste hizo que tuviera que reclutar a gladiadores y esclavos para las filas de las legiones, así mismo recurrió a la imposición de impuestos extras. Hasta el año 175 Marco Aurelio tubo que luchar contra los cuados, marcómanos y los yaguices.

En el 174 Avidio Casio, ambicioso por adquirir más poder, se revuelve contra Marco Aurelio, pero las legiones romanas de Casio se ponen a favor de su emperador matando al rebelde en Oriente. En el 177 los bárbaros del Danubio vuelven a revelarse por lo que Marco Aurelio    debe de nuevo viajar a acabar con la sublevación, y es allí, en el campamento de Viena donde muere por la peste que asolaba la zona. Marco Aurelio se había pasado 17 de sus 19 años de reinado en guerra, por lo que dejó más que demostrado sus capacidades militares.

Sus únicos dos años de tranquilidad los dedicó a mejorar el sistema judicial y a escribir sus obras filosóficas de las que se tienen constancia. El único error que tuvo fue el de nombrar a su hijo Cómodo como su sucesor. Un error que le costó muy caro al imperio.

 

Cómodo (180 d.c. - 192 d.C.)

Cómodo fue uno de los peores emperadores que existieron. Con su reinado acabó la época del Alto imperio y dio inicio a un período oscuro en la historia romana. Cómodo había vivido bajo la protección de su padre Marco Aurelio y su madre Faustina, su carácter sangriento y despiadado hizo que se ganara la desaprobación del senado desde sus inicios. Acabó con la revuelta de los germanos a la muerte de su padre,  pero cuando regresó a Roma se dejó llevar por el desenfreno y la brutalidad.

Cómodo intentó ganarse a la plebe y al ejército, sabiendo de antemano, que estos eran los mejores aliados que un emperador podía tener. Ofrecía períodos larguísimos de juegos, luchas de gladiadores y juegos de caza para el entretenimiento de la población así mismo multiplicó las donaciones al ejército. Su egocentrismo era tal que pretendió cambiar el nombre de Roma por el de " Colonia Comodiana" y el título de Augusto por el de "commodianus". A pesar de que el hambre y la peste estaba causando estragos en la población, delegaba sus competencias a colaboradores que lejos de gestionar el imperio, se apoderaban de cuanto podía, mientras Cómodo se distraía con peleas con gladiadores que el mismo protagonizaba. Cundió el pánico entre la población que creía que Cómodo mandaba a sicarios para matar a la gente con agujas envenenadas.

El 31 de Diciembre del 192 su concubina Marcia y su chambelán Electo lo asesinaron en el cuartel de los gladiadores, únicamente quedaba en el tesoro 80.000 sestercios.

Roma se ve inmersa en el caos total, durante la guerra Civil del año 193 se matan 4 de los emperadores nombrados por las guardias pretorianas, en algunos momentos estas asignaciones son simultáneas entre diferentes tropas de pretorianos, por lo que podemos encontrarnos  con dos emperadores a la vez.  En el mismo año 193 la dinastía de los Severos se hace con el poder. Septimio Severo inicia un periodo marcado por las guerras y por una transformación radical del sistema imperial. Las continuas rebeliones en las fronteras hace que el emperador se considere más un rey-militar al servicio de las legiones que un pater de la patria, por lo que en el 193 licencia a la guardia pretoriana y sube al cargo a los legionarios, haciendo que los nobles (pobres ya por la guerra) huyan perseguidos. Entre los años 193 y 235 el imperio pasa a ser un cuerpo militar. Septimio Severo otorga la ciudadanía romana a todos los habitantes de las provincias romanas, a su muerte, en Britania, le suceden sus dos hijos.

Caracalla (llamado así como mote por el tipo de túnica gala que siempre llevaba puesta) se hace con el poder asesinando a su hermano Geta, prosigue con el gobierno de su padre e instaura una época de terror donde mató a 20.000 personas (los aliados que lucharon a favor de su hermano). Durante los años siguientes se nombrarán a diferentes emperadores: Macrino, Heliogábalo, Alejandro Severo...que seguirán con la política militar de los Severos. No será hasta el año 284 cuando Diocleciano sube al poder iniciando un periodo más estable, establece medidas que apoyan la agricultura y la economía, y establece un sistema innovador en el que reparte el imperio en cuatro secciones nombrando en cada una de ellas un emperador con derecho a gobernar durante 20 años, pasados esos años cada uno de ellos debía nombrar un nuevo emperador que se encargaría de gestionar la política de su zona. También destacó  por su persecución a los cristianos. Pasados sus 20 años de reinado se retiró abriendo de nuevo una crisis en el imperio. Le siguió Constantino que después de luchas internas por la herencia de cada una de las zonas se hizo con el control total del imperio, antes de morir fue bautizado y se convirtió al cristianismo. Murió en el 337.

El siglo IV se convirtió en una lucha constante por el poder, el imperio se hundía, las deudas, las guerras, las invasiones...hicieron que cayera en una espiral de la que era imposible salir. Pero a modo de conclusión os diré que aunque si bien el imperio cayó por la inercia y el cansancio también es verdad que se prolongó durante cuatro siglos, juzgad vosotros mismos la influencia que nos han dejado: nuestra legislación, nuestro arte, la literatura, nuestro modus vivendi... un motivo para aprender más sobre ellos, no?