Fidias

Fidias constituye uno de los máximos exponentes en arquitectura y escultura de todos los tiempos. Sus obras de las que se tienen información por sus contemporáneos no han perdurado en su totalidad pero sí que todavía disponemos de una de sus más importantes obras, el Partenón.

Fidias nació en el 490 a.c., se inició como pintor junto a su hermano Penano, pero despuntó de una manera más importante como escultor gracias a las enseñanzas de su maestro Ageladas de Argos, de hecho uno de sus primeros encargos fue una escultura en bronce del general Milcíades el Joven y sus soldados de gran tamaño y del que no disponemos ninguna reproducción. Más tarde y una vez consolidado su prestigio, Pericles, el gran estratega ateniense, le encarga la supervisión de la nueva Acrópolis, y le emplaza a construir él mismo las estatuas que la adornarán.

Fidias inicia la construcción del Partenón, construido enteramente en mármol, y se encarga de revisar las demás edificaciones, como los Propileos (entrada de la Acrópolis). Se sabe que era un especialista en la construcción de estatuas colosales, por lo que se le encarga una estatua de Athenea Parthenos, patrona de la ciudad, que adornará el interior del Partenón. Para la construcción de la misma se sirvió de un molde de madera y sobre éste sobrepuso toneladas de oro y marfil. Así mismo realizó una segunda estatua de bronce de la misma diosa, a la entrada de la ciudad, de tal magnitud que era vista por los barcos desde el puerto casi a modo de Faro.

Una vez finalizada la construcción de los trabajos, Atenas se convirtió en un modelo de polis única, su esplendor político era comparable con el esplendor artístico, no obstante Fidias fue acusado por los opositores de Pericles, de haberse apropiado de parte del oro y marfil de la estatua, así pues se desmontó pieza por pieza la figura y fue pesada cada una de sus partes para comprobarlo, nada faltaba...pero para entonces cada año se seguiría el mismo procedimiento, el desmonte total y su pesado. También fue criticado por haber esculpido en la misma estatua de la Diosa, sobre su escudo, su autorretrato y el de Pericles.

Fidias ante tantos problemas, finalmente huye a Olimpia, donde le será encargada la estatua de Zeus, una colosal figura , considerada una de las maravillas del mundo antiguo, y que muestra al todopoderoso Zeus en un trono de marfil, esta es sin duda la obra más destacada de su trayectoria, y aunque si bien no disponemos de restos de ella, se sabe que alcanzó una altura de más de 10 metros y que fue construida sobre el 435 a.c.

No se sabe a ciencia cierta de qué murió Fidias en el 430 a.c., hay dos vías diferentes que indican que murió o en prisión o durante su destierro.