Homero

 

Homero es el valor más importante a nivel literario que conocemos, a pesar del tiempo pasado, ha sido la influencia más valiosa de los mejores literatos de la historia y su obra permanece inalterable durante el paso de los siglos.

Nada se sabe de Homero, sólo que vivió en el s.IX a.c., tampoco se sabe con exactitud donde nació, aunque los griegos creen que en una de las innumerables islas del Mar Egeo, y tampoco se sabe a ciencia cierta si las dos obras más importante de la historia: La Odisea y la Iliada son suyas, hay tantas versiones de la autenticidad como personas las estudian, prácticamente es imposible determinar su autoría sin una pizca de escepticismo por parte de los estudiosos. El hecho que entre las dos hayan diferencias remarcables sea por contenido o por forma hace que se dude de que ambas hayan sido escritas por la misma persona. Lo que sí es cierto es que el conocimiento actual de los diferentes dialectos que componían el griego antiguo es gracias a sus obras, así mismo el uso variado de diferentes estilos la hace por sí misma de interés histórico.

el qué, el cómo, y el por qué de la Odisea y la Iliada?

La Iliada nos explica uno de los pasajes más controvertidos de la historia antigua: La guerra de Troya en su último año.
Aquiles hastiado del rey Agamenón, decide retirarse de la guerra que enfrenta a griegos y troyanos, y así volver a su tierra. A pesar de que la liga aquea le implora su vuelta, él no desea volver por lo que, para acallar ruegos, decide enviar a su mejor amigo Petroclo como cabeza de sus tropas. La muerte de Petroclo a manos de Héctor, hijo del rey Príamo, rey de Troya, cambia la situación, por lo que Aquiles se enfunda su dorada coraza y decide vengar la muerte de su compañero. Una vez derrota a Héctor, Aquiles entrega el cuerpo a su padre, Príamo, para que sea enterrado con todos los honores. A partir de ahí se desarrolla todo el resto de la historia, la muerte de Aquiles, la muerte de Paris, y la astucia estratégica que compone la construcción del caballo de Troya que serviría como puente para que los griegos atravesasen las murallas troyanas y acabaran de una vez por todas con una guerra que duró 10 años.
La Ilíada y la Odisea fueron escritos en hexámetros dactílicos, es decir una métrica que no se corresponde exactamente con las que tenemos actualmente por un sistema silábico: ho/me/ro, sino que se distingue por vocales breves o largas, que hacen que la composición sea más rítmica. El hexámetro dactílico sería un tipo de métrica, equiparable a lo que para nosotros sería un soneto por ejemplo. Leer la Iliada o la Odisea en griego es prácticamente igual que si alguien te cantara los versos como los antiguos trovadores, haciendo mediante el alargamiento de determinadas vocales, que ciertas palabras importantes adquieran mayor énfasis.

La Odisea relata la historia de Odiseo (Ulises) desde que abandona Troya hasta que regresa a su casa en la isla de Ítaca. Una pitonisa le predice que él no se pasará 10 años fuera de su casa, sinó 20....por qué? Ese es el motor de la Odisea....el viaje de Ulises. Odiseo se encontrará con diferentes pruebas y dificultades puestas por los Dioses y que resuelve de una manera racional. Seres mitológicos, reyes y ninfas se entrecruzan en su camino de regreso, hasta que finalmente logra volver con sus seres queridos mujer, hijo y padre.

Las dos obras son de una belleza exquisita, y la trama mantiene al lector aferrado a ella. El quién escribió cada una o ambas es lo de menos. Caben muchas cosas por descubrir. A principios del S. XX todo el mundo daba por hecho que la guerra de Troya era fruto de la fantasía o del mito que permanece como leyenda oral durante generaciones. No obstante el arqueólogo Alemán Heinrich Schlieman, obcecado ante la posibilidad de su existencia real, logró encontrar la ciudad de Troya en una de sus excavaciones, incluso halló un gran número de Tesoros, que él mismo atribuyó al tesoro del rey Príamo. Si el tesoro era tal, o si la corona con la que fue fotografiada su mujer era la de la propia Helena , es un misterio, lo que no lo es es la existencia de Troya y por lo tanto la posibilidad de que la Iliada sea cierta a nivel histórico.

Homero escribió también sus Himnos homéricos, que son poemas cortos de índole mitológico, historias de dioses antropomórficos con problemas humanos.

Vale la pena leer a Homero, ahora que se ha vuelto a poner de moda, por qué no aprovechar la ocasión?