Via de los Foros Imperiales

 

En la época de Mussolini, Il Duce ordenó la construcción de una vía elevada que cruzara los foros imperiales, esta vía a día de hoy permite tener una panorámica de los foros construídos posteriormente al Foro Romano.

 

Estos foros realizados a posteriori por los diferentes emperadores se debe a una necesidad de ampliar los centros comunes. El foro romano había quedado pequeño para albergar los diferentes edificios administrativos y comerciales de una Roma cada vez más poblada y más poderosa, pero también era una magnífica forma de propaganda, un foro dedicado a un emperador significaba perpetuar su nombre a lo largo de los siglos, cuánto más bello, grande y costoso mejor. 

 

Lo cierto es que a pesar de que mayoritariamente estos edificios estaban realizados para gloria y ensalzamiento del emperador de turno, fueron muy prácticos para la vida social y política de los ciudadanos. Algunos de ellos poseían galerías de tabernae en las que se comercializaba con productos de las provincias y locales, o albergaban lo que serían nuestros bancos modernos, además de las propiedades propiamente relativas al espacio del Foro.

Ciertamente esta dualidad de la sociedad romana, autoproclama y practicidad, forma parte de su ADN social. 

 

FORO JULIO

El foro Julio fue un proyecto que Cesar prometió a la Diosa Venus si salía victorioso, el día antes del enfrentamiento de Farsalia.

La idea era la construcción de un templo consagrado a ella, ya que se creía que su gens procedía de la misma Diosa.


 

Efectivamente, después de la victoria conseguida, y tras la reorganización de la administración de Roma, ordenó la construcción del foro que llevaría su nombre.

A lo primero que Cesar tuvo que hacer frente, era a la adquisición de los terrenos,  en el s.I a.C esta zona estaba ocupada por la Curia y por edificios privados y a pesar de lo que pueda parecer, la ley romana era extremadamente protectora de la propiedad privada, por lo que tuvo que renunciar a gran parte de la riqueza obtenida en la Guerra de las Galias para poder hacer frente a los pagos e indemnizaciones de los afectados.

Una vez conseguido el terreno ordenó el desplazamiento de la Curia Hostilia hasta el lugar donde hoy en día se encuentra localizada e inició la construcción del foro y del Templo.

La construcción es una plaza rectangular de 160x75 de ancho, bordeada en dos de sus lados y el frontal por un pórtico columnado y cubierto de doble nave de 16m de ancho haciendo una forna de U, el fondo que quedaba sin porticar era donde se ubicó el templo de Venus Generatrix cerrando así el rectángulo.

La zona central de la plaza disponía de dos fuentes rectangulares y una estatua ecuestre de César, representado con el caballo Bucéfalo (el de Alejandro Magno) para magnificar y deidificar la imagen de Cesar y para que fuera comparado con las hazañas del conquistador macedonio.

Por su parte el magnífico templo se situaba sobre un alto podio, con escalinatas a ambos lados, con 8 columnas en el frontal y 9 a cada lado. En el interior, la cella estaba decorada con otras 6 columnas a cada lado y en el fondo la imagen de la Diosa, bajo un ábside (estructura que se imitaría posteriormente).

La ubicación y el uso no fue nunca al azar, y digo esto porque Cesar habia colocado el foro junto a la sede senatorial, en un lugar preferente. De la misma forma dispensó un uso economico y social al mismo, ya que estaba ocupado por negocios privados, erarios, y centros de reunión cuando era requerido, es decir, fue disfrutado y transitado por cualquier romano.

Actualmente, la estructura está en ruinas excepto tres de las columnas corintias del Templo de Venus que se mantienen aun en pie.

 

FORO DE NERVA o FORO TRANSITORIO

 

 

El mal llamado foro de Nerva está situado entre lo que fue el Foro de la Paz y el Foro Augusto. Digo mal llamado porque aunque Nerva lo inaguró en el 98 fue construido por Domiciano.

Posteriormente y debido a la orden de borrar cualquier referencia que hablara del antiguo emperador, se colocó el nombre de Nerva en la inscripción frontal del Templo de Minerva, que estaba ubicado en el foro. 

Está situado en un espacio relativamente reducido en su ancho, escasos 45 metros, y fue construído sobre la vía Argiletum que conectaba el barrio de Subura con el Foro Romano, de ahí su nombre de Foro Transitorio. 

 

A diferencia de los foros colindantes no estaba construído con un porticado de arcos laterales, ya que existía muy poco espacio, por ello se optó por la construcción de altos muros de toba cubiertos de mármol, decorados con columnas corintias ornamentales situadas a poca distancia del muro y frisos representando escenas femeninas coronadas por un ático con figuras de la Diosa Minerva.

 

El acceso que daba paso al foro fue decorado con 3 aberturas que ofrecían mayor amplitud mientras que el acceso a Subura fue resuelto con una única puerta de entrada.

 

Antes de llegar a la puerta de salida hacia el barrio de Subura, Domiciano dedicó el templo a Minerva, éste estaba elevado sobre podio con escalinata.Su pronaos estaba decorada con 6 columnas de estilo corintio, que daban acceso a una cella interior en abside dividida en tres naves donde estaba la estatua de la Diosa Minerva.

 

FORO DE AUGUSTO

 

Cuando Augusto venció en la batalla de Filipos a los asesinos de Cesar, prometió la construcción del Foro al pueblo de Roma, con ello conseguía varias cosas, por un lado reducir la masificación del foro Romano y el de César y por otro ofrecer a Roma uno de los foros más espectaculares jamás construídos.


Augusto era muy hábil en sus decisiones, con el precedente de César asesinado por miembros del Senado, sabía que debía conseguir el favor del mismo y conseguir que se acataran sus decisiones.
Para su foro dispuso de una grandísima suma de dinero que usó para la adquisición de los mejores mármoles y los mejores artesanos, con ello creó un espacio para su gloria y su recuerdo ya que el Foro estaba rodeado de bustos de mármol que evocaban las principales personalidades de Roma, con este hecho logró asociar su nombre a los primeros hombres, los más ilustres, los que habían forjado la historia de la Roma preimperial.

 

El Templo que se ubicó en su foro fue dedicado a Marte Vengador, esta deidad guerrera había servido de inspiración para la venganza contra los asesinos de César y enemigos de la República. Como deidad bélica, su templo estaba especialmente venerado por los legionarios y era lugar de reunión de senadores para la toma de decisiones políticas de alcance como la aprobación de conflictos bélicos. Se cree que en el templo se ubicaba la espada de César así como los tesoros y motines de guerra que los generales de la Legión conseguían tras sus victorias.

El foro estaba columnado a ambos lados como los foros precedentes pero con la diferencia que el pórtico poseía un ático decorado con cariátides y sellos con figuras, innovación que fue fuente de inspiración en épocas futuras para la construcción de foros provinciales, en el centro una cuádriga de bronce precedía al Templo, de estilo corintio, octástilo (8 columnas laterales) de Mars Ultor con una escalinata sobre podio que daba paso a una cella con una nave central con las estatua del Dios Marte y la Diosa Venus, y dos laterales con exedraes, decoradas ricamente con estatuas.

 

Foro de Trajano

 

El Foro de Trajano es sin lugar a dudas el mayor en tamaño y el más completo por todos los edificios que lo contenían.

El foro engloba varias construcciones, una plaza porticada, los mercados de Trajano, dos bibliotecas, la columna de Trajano, la Basílica Ulpia, un templo dedicado a su figura y otra plaza más pequeña.

 

Trajano fue uno de los emperadores más queridos y más valorados históricamente, pero también fue un brillante general. Su victoria sobre los Dacios (Rumanía) en el 106 significó nuevas entradas de dinero a las arcas estatales y una expansión considerable del imperio. A su vuelta, Trajano con la ayuda de su arquitecto Apolodoro de Damasco inició la construcción del Foro inagurándolo sólo 6 años más tarde. 

 

Debido al extenso terreno que ocupa se tuvo que excavar la colina Quirinal y la Capitolina. El acceso al foro era por la zona Sur, es decir por uno de los laterales del Foro de Augusto. Un arco con una escultura de un carro de bronce tirado por 6 caballos daba acceso a una gran plaza porticada de 200 m que contenía la figura ecuestre del emperador, al frente se erigía la Basílica Ulpia.

Tras la enorme basílica construída con bloques de mármol, se accedía a una pequeña placeta rectangular, a cada lado se construyó una biblioteca, y el centro fue decorado con la columna bellísimamente esculpida que aun puede verse en la actualidad.

La Columna Trajana es un espectáculo en sí misma, desde su base hasta la cúspide está esculpida con escenas militares que reproduce la batalla de Dacia y que ensalza la figura del emperador.

Una vez se cruzaba el espacio ocupado por la columna, se accedía a otra plaza dónde se erigía el Templo de Trajano.

Los mercados de Trajano que aun se conservan y que es la foto representativa de los foros imperiales, estarían ubicados en uno de los laterales del foro Trajano, éstos estaban precedidos por una gran plaza semicircular.

El edificio constaba de 6 pisos con accesos interiores que albergaban las tiendas de alimentación, los tres primeros pisos estaban asignados a este tipo de negocios, llamados tabernae, los otros 3 albergaban oficinas para transacciones comerciales. En la imagen se aprecia poco las dimensiones y la construcción interior, pero realmente son exactamente iguales a nuestros centros comerciales.

 

La conclusión a la que llegamos sería que a pesar de que los egos de los emperadores eran equivalentes al tamaño de su poder, también fueron unos visionarios en cuanto a la necesidad de dotar a Roma de monumentos que ensalzaran su grandeza. 

Estos foros dan fe de una época en la que la arquitectura formaba parte de la sociedad e interactuaban con ella diariamente, respetando las formas clásicas de los foros precedentes. Si lo analizamos desde una perspectiva de fechas entre el foro de César y el Foro Trajano habían pasado casi 150 años pero curiosamente el estilo era esencialmente el mismo. Construímos nuestros monumentos ahora como en el 1860?