Platón

 

Se desconoce la ciudad donde nació con toda seguridad, las posibilidades son dos, por una lado la ciudad de Atenas y por otro lado Egina. Nace en el año 428 a.c, en el seno de una familia aristócrata ateniense, que le procuró la mejor educación bajo la tutela de los mejores filósofos del momento.

Platón es un apodo, el de espaldas anchas, se cree que su verdadero nombre fue el de Aristocles. Pronto despertó su interés en la política y en los diferentes sistemas de gobierno, pero no fue hasta que cumplió los 20 años cuando se iniciaría como discípulo de su amado maestro Sócrates.

No obstante, la acusación por parte de la Asamblea ateniense contra Sócrates tachándole de llevar la corrupción a sus jóvenes discípulos, hizo que su maestro fuera condenado a muerte. En el 399 a.c. falleció en la prisión donde estaba hacinado tomando cicuta, un veneno mortal . El desengaño político que sufrió Platón en ese momento sería sin duda causa para que se alejara de la política ateniense, por entonces democrática, y centrara sus esfuerzos en intentar que otras polis se interesaran y aplicaran su sistema político en el que creyó fervientemente.

Fue por ello, por lo que inició una serie de viajes que le llevaría por La magna Grecia (Italia), por Sicília, Egipto y Siracusa, en esta última encontró a un fiel discípulo Dión.

Sus estudios y su dedicación a la política le llevaron a relacionarse con los hombres más importantes de su momento, así pues se hizo asesor del por entonces tirano de Siracusa, Dionisio el Viejo, no obstante la tenacidad de Platón de imponer sus teorías hizo que el tirano le vendiera como esclavo. A su regreso a Atenas en el 387 a.c funda la famosa Academia donde se dedicó a formar a los jóvenes, tal y como había hecho su maestro Sócrates.

Lo que no se le puede negar a Platón, fue la fidelidad a sus ideas y su esperanza en aplicarlas, así pues a la muerte de Dionisio el Viejo, accede su hijo Dionisio el Joven, por lo que de nuevo regresa a Siracusa con la idea de trabajar codo a codo con el nuevo tirano e intentar que este aplicara sus tesis políticas, las mismas que habían llevado a su padre a venderlo. Pero de nuevo se encuentra con el rechazo del nuevo regente, por lo que una vez más huye y regresa a Atenas, esta vez para dedicarse por entero a la docencia en su academia y con el deseo de que sus discípulos continúen sus enseñanzas.

Platón escribió numerosos libros, siempre estableciendo el mismo sistema, un personaje Sócrates respondía las preguntas de sus alumnos, así bajo este modelo literario basado en los diálogos escribió: la Republica, El Banquete, o el Fedón, entre otros.

La filosofía de Platón está basada en la separación del alma y el cuerpo. El alma está enjaulada, aprisionada en la materia...ésta se reencarna en otro cuerpo cuando morimos. Platón cree que nuestros sentidos nos engañan, que sólo el conocimiento del alma es el verdadero, el único fiable, para ello explica una historia "el mito de la caverna", que muestra su doctrina, y que os explico brevemente.

Dícese pues, que unos esclavos se encontraban trabajando en una caverna, dentro de ella habían pasado toda su vida por lo que desconocían que existía fuera de sus paredes.
Al entrar poca luz, sólo podían ver el reflejo de esta sobre las paredes, y en ellas en algunas ocasiones veían sombras de seres deformes que caminaban lentamente por las grutas...
Un día lograron escapar de aquel infierno, y saliendo de la cueva y cegados todavía por la luz se dieron cuenta, que aquellos seres de grandes proporciones y deformes no eran más que hombres como ellos que transportaban las enormes sacas de piedra, no eran deformes, no eran grandes, no eran diferentes, por lo que dedujeron que si durante toda su vida habían creído que aquello que veían era cierto y estaban en realidad equivocados, quién les decía ahora que lo que sus ojos veían en el exterior era lo verdadero? Los sentidos nos engañan....

Este es el resumen de una doctrina de muchos años y que nos sirve para ver su filosofía de la realidad, de la razón, y de las apariencias...