Los orígenes de toda Historia

 

La cuna de la civilización....el pensamiento, la historia, la ciencia, el arte sufrieron un cambio a partir de su influencia en el mediterráneo.

Grecia dió los mejores matemáticos, los mejores filósofos y el arte más espectacular, tanto fue así que muchos de los principios actuales de la ciencia y la política se basan en estos orígenes, una época brillante que estableció los pilares modernos de ciudad y de estado, y que intentaremos desgranar en las facetas más importantes.

Os invitamos a quedaros y a participar en la cultura más novedosa de la época, hablaremos de Dioses y de Hombres, de Mitos y de realidades....siempre con vuestra participación.

 

los orígenes:

Como también puede verse en el Apartado de Roma, la comprensión de los inicios de cualquier civilización que se precie van precedidos de fábulas que mezclan la realidad con el mito, y lógicamente Grecia no es ajena a esto.

La historia de Atenas por ejemplo, viene dada por el mito que da nombre a la polis, que corresponde a la de su Diosa protectora Atenea. Zeus, el mayor de los Dioses, tenía un fuerte dolor de cabeza, tanto era así que llamó a Hefesto rogándole que le partiera la cabeza en dos para poder quitarle el dolor que tanto sufría, Hefesto sin dudarlo con su enorme maza partió la cabeza de Zeus brotando de ella Atenea una bella joven. Hefesto admirado por los encantos de la neo nata Diosa pidió a Zeus que se la entregara a él en pago del favor que le había hecho, sabiendo Zeus de la fealdad del Dios herrero, le dio a su hija el poder de la fuerza y la armadura para protegerse de éste. Hefesto excitado se abalanzó sobre ella y durante el forcejeo el semen de Hefesto cayó sobre la tierra naciendo de él un niño, al que Atenea puso como nombre Erictonio.

La Diosa entregó el niño a las hijas de Cécrope (Rey de Atenas) bajo la condición que no podían abrir el cofre donde el niño estaba oculto. Muertas de curiosidad lo abrieron y dentro descubrieron con espanto que en el interior había una criatura con cola de serpiente, Atenea había abierto un vínculo casi carnal con la ciudad, de la que se haría protectora definitiva después de luchar contra Poseidón por el control del Ática. La lucha entre ambos fue un duelo en el que tenían que hacer el mejor regalo a la ciudad de Atenas, Poseidón dio un golpe a su tridente y de él apareció un hermoso caballo, único por su velocidad y por ser invencible, mientras que Atenea hizo brotar del suelo un hermoso olivo, los griegos asombrados escogieron el olivo, pues de él podían extraer el más preciado de los alimentos.

Así fue como Atenea dio nombre a su ciudad y como se convirtió en la Diosa más amada de la polis. Sus dos condiciones, la de Diosa de la Inteligencia (de ahí que se la represente con un búho ) y la de guerrera establecía el carácter de la ciudad, la unión de ambas características era el fin último de cualquier hombre o mujer de Atenas, la meta a seguir.

Hay muchas lagunas referente a los primeros orígenes de Grecia, la Guerra de Troya por ejemplo, configura otro de los enigmas de sus inicios. El rapto de Helena por parte de Paris, príncipe Troyano, movilizó a miles de hombres Griegos que se enfrentaron en Troya (situada en la actual Turquía )y que ensalzó las grandes leyendas épicas de Aquiles, Ulises y Héctor. Hasta no hace tanto se creía que la leyenda de Troya no era más que eso, una leyenda....no obstante la localización in situ de restos de la ciudad dio un giro significativo a qué efectivamente, si existió Troya existió la guerra que mantuvieron los aqueos con éstos, y por lo tanto la leyenda se convertía en historia...por todo ello la situación en muchos casos es de total desconocimiento.

Se sabe que en los orígenes y después del mito existieron 9 reyes en Atenas, fue una época de vasallaje total en el que el poder estaba en manos de unos pocos adinerados terratenientes que poseían grandes riquezas extraídas de la agricultura y el comercio. Usurpaban las tierras de pequeños agricultores de subsistencia que ante la imposibilidad de pagar los intereses ,que llegaban a ser de hasta el 100%, a sus señores, se convertían en esclavos de éste sin ningún derecho. No fue hasta la llegada del legislador Solón, que no se comenzaron a fijar los cimientos básicos que con posterioridad darían paso al sistema democrático.

Solón, hombre adinerado de buena posición, dividió a la población Ateniense según sus rentas en diferentes grupos. Una de sus leyes más aperturistas fue la abolición de la ley por la cual un hombre que no pudiera pagar sus deudas se convirtiera en esclavo, en ese momento la población podía decidir su futuro y sus leyes en Asambleas populares, que aunque si bien no tenían un derecho a voto de relevancia si podían vetar determinadas acciones, o al menos tener conocimiento de sus derechos y deberes. Otra de las medidas revolucionarias y nada apreciadas por la aristocracia ateniense,  fue que aquellos ciudadanos que consiguieran llegar a las rentas requeridas,  porque sus tierras le hubieran dado grandes beneficios, podían subir escalones hasta llegar al grupo regido por los que tenían derecho a voz y voto en la asamblea. Es decir, no era necesario tener un nombre para llegar a los altos status de la ciudadanía, Solón con su legislación había dado pie a la formación de la burguesía, una nueva clase social con posibilidades de crecer. No obstante, el descontento de las clases privilegiadas dio paso a que a la muerte de Solón todo su sistema político y económico muriera con él, estableciéndose un nuevo sistema político, la tiranía.

En toda Grecia existió este sistema, fue Pisístrato uno de los tiranos de Atenas al que luego le sucedieron sus hijos, no obstante no es la visión exacta de la que se tiene ahora de la tiranía. Si bien es cierto que se ejerció mucho el abuso de poder también es verdad que durante la tiranía de éste el Dracma como moneda alcanzó una gran importancia.

En otras zonas de Grecia como Esparta por ejemplo su sistema estaba basado en una monarquía de dos hombres a la vez, algo inusual y del que se desconoce su origen, el caso es que hasta la llegada de la Democracia, precedida por la legislación y el dictado de la constitución de Clístenes, la tiranía fue ejercida con total impunidad en todo el territorio heleno. No obstante, el poder que Clístenes otorgó al pueblo fue de tal magnitud, que perduraría por el resto de los siglos hasta nuestros días. Clístenes se basó en las medidas aplicadas por Solón pero actualizándolas con nuevas leyes por las cuales cualquier ciudadano podía dar su parecer y voto en las asambleas, incluso si había algún hombre que tuviera el suficiente poder e interés en llegar a instaurar de nuevo la tiranía, la Asamblea en su totalidad podía obligar a este hombre a tener un destierro de diez años o incluso aplicar la pena de muerte si se veía la democracia en peligro, nunca más se instauró una tiranía en Atenas, a este sistema se le llamó ostracismo y en algunos casos era una arma de doble filo para echar de Atenas a gente non grata, que no interesase por algún motivo, aunque este no fuera la usurpación de poder.

Los periodos posteriores fueron de una gran belicosidad debido a los continuos conflictos con sus vecinos los persas y por el intento por parte de Atenas de conseguir aquellas polis, que fueran por razones estratégicas de su interés. La destrucción completa de la Acrópolis por parte de las tropas Persas, acarrearía el desalojo de la población de Atenas. Pero el regreso a casa trajo el esplendor de una nueva ciudad que vendría dada al cabo de pocos años con la llegada al poder de Pericles, apodado "el cabeza de cebolla".