Atenea

Atenea es hija de Zeus y de Metis.

Antes que naciera, Gea y Urano le advirtieron que si tenía una hija de Metis a continuación tendría un hijo que le despojaría de su poder, por lo que Zeus sin dudarlo la engulló para salvaguardarse de las predicciones, pero un día Zeus despertó con un fuerte dolor de cabeza, era tal su dolor que le dijo a Hefesto que se la abriera para poder quitárselo, cuando Hefesto la abrió emergió una hermosa mujer a la que Zeus puso por nombre Atenea.

Atenea nació cerca de Libia, armada con su escudo (al que posteriormente incluiría la cabeza de Medusa) y su casco aqueo, de ahí su designación guerrera, pero al contrario del Dios Ares, ella no disfruta con la crueldad. Fue fundamental en la batalla que enfrentó a los dioses contra los Gigantes, ya que fue ella quién mató a Paladio, de ahí su designación como Palas Atenea.

De hecho casi siempre aparece en las batallas más importantes, como puede ser apoyando a los griegos en la guerra de Troya, o protegiendo y administrando armas a Heracles durante las doce pruebas impuestas por Euristeo. Otra de sus designaciones es Atenea Nike o lo que es lo mismo Atenea vencedora, casi siempre se le representaba en estos casos portando una figura de la diosa Niké sobre su mano.


+ Info sobre la diosa que acompaña a Atenea nike

En la mitología griega, Niké  era la diosa de la Victoria. Era capaz de correr y volar a gran velocidad, aparte de lo cual no se le atribuían otras cualidades extraordinarias. Se la consideraba simplemente como portadora de buena suerte, y solía estar asociada con algún otro dios. De hecho, se le representaba a menudo con una pequeña escultura alada en la mano de otro dios más importante. Otra versión la hacía hija del titán Palas y de Estigia. Suele aparecer representada con alas y portando una palma o una guirnalda de laurel. Representaciones conocidas de Niké son la llamada Victoria de Samotracia  y la pequeña estatua en la mano del Zeus de Olimpia.


La figura de Atenea  también aparece ligada a la de Hefesto que enamorado de ella, quiso forzarla sexualmente,  cuando éste se abalanzó sobre ella el semen cayó sobre su pierna, la diosa se lo limpió y lo dejó caer  al suelo naciendo un hijo, llamado Erictonio.
Atenea lo consideró su hijo, lo metió en un cofre y lo entregó a las hijas del rey de Atenas para su custodia, bajo la advertencia de no abrir el cesto para ver al bebé, pero era tal la curiosidad que las jóvenes lo abrieron y en ella encontraron un ser con cuerpo de hombre y cola de serpiente....de hecho en este episodio ya se abre un cierto vínculo de Atenea con la ciudad de la que se haría protectora: Dicese, que los Atenienses dudaban si dar el control de la ciudad al Dios del mar Poseidón o a Atenea....Poseidón (Dios del Mar y de los Océanos) entregó como regalo a sus ciudadanos un hermoso caballo blanco, veloz e invencible, Atenea por su parte hizo emerger de la tierra un olivo, los atenienses sin dudar se decantaron por Atenea y fue así como la Diosa pasó a ser la protectora de la ciudad.

Atenea es sin lugar a dudas la diosa más querida y más respetada, sus dotes como guerrera y como Diosa de gran inteligencia (por ello a veces se la representa con un búho) representaba el ideal Griego por excelencia, a ella se le consagraron numerosos templos (Erecteion) y estatuas, por ejemplo las que habitaban en la Acrópolis, una de ellas a la entrada  de gran estatura esculpida en bronce, y la más importante la que estaba situada en el interior del Partenón realizada en oro y mármol por el arquitecto Fidias. Es ésta la razón por lo que también es llamada Atenea Partenos.

Atenea en origen fue protectora de toda Grecia, y de hecho en la mitología se le representa siempre partidaria en la batalla del bando Heleno. Ella es la protectora de las vírgenes, ya que no fue tocada por ningún Dios u hombre, y cuidaba de la agricultura , la sabiduría y las armas.

Atenea es el equivalente de Minerva en la mitología latina.