Empúries

Asklepión

 

Situado en Girona, el yacimiento de Empúries es uno de los más importantes de la península ibérica por dos razones: la primera por su estado de conservación, la segunda porque en ella habitan dos yacimientos de vital importancia para el conocimiento en materia urbanística: el griego y el romano.

El nombre de Empúries es de orígen griego "Emporion-mercado" y se engloba dentro de las colonias helénicas más occidentales, el hecho de que los foceos se asentaran en esta zona es posiblemente por una cuestión de índole comercial y económica. Situada frente a la costa del mediterraneo, su situación estratégica permitía el intercambio de materias primas con los nativos indiketes que residían un poco más en el interior.

Curiosamente los foceos no se establecieron a la fuerza, de la misma forma que los romanos colonizaron Tarraco a través de una romanización gradual, los griegos hicieron lo mismo 6 siglos antes en Empúries, manteniendo el griego como lengua y organizando la ciudad al más puro estilo helénico. Esta interrelación con la población autóctona permitió una cierta libertad y una situación que beneficiaba a ambas partes.

A pesar de que había una relación económicamente fructífera, ambas colonias separaron literalmente con un muro sus ciudades, delimitando así el control territorial de cada uno, es posible que con el paso de los años ese limes separatorio fuera desapareciendo gradualmente en pro de una conveniencia económica y social.

 

Escollera helenística

 

Durante los siglos posteriores, los colonos griegos mantuvieron un estatus de independencia realmente sobresaliente, pero el conflicto bélico que enfrentó a romanos y cartagineses (guerras púnicas) obligó a las tropas de Cneo Cornelio Escipión a cerrar el paso de las tropas de Aníbal.

En el 217 a.C Escipión entró en Empúries hallando en los habitantes un aliado de Roma, los focios ya se habían enfrentado a los cartagineses previamente en la batalla de Alalia y por tanto ya habían solicitado cuando lo habían requerido la ayuda de Roma así que no tardaron en convertirse en la fuente de provisiones y de abastecimiento de las tropas de Escipión.

El asentamiento romano definitivo se fijó con las tropas de Porcio Catón 25 años más tarde, cuando las tropas acamparon en la provincia para el control de posibles sublevaciones.

Durante 200 años Empúries se convirtió en ciudad grecorromana, ambas facciones disponían de plena libertad y se ampliaban así los intereses comerciales y estratégicos.

Basílica

 

Con la llegada al poder de Augusto, y con el imperio romano en un auge imparable, se modificó el estatus del que había gozado hasta entonces Empúries, pasando a denominarse "Municipium Emporiae", englobando a griegos y romanos en un único territorio pero con autonomía plena. A pesar de ello les fue otorgada la ciudadanía romana a todos ellos. Con el paso de los años la relevancia romana logró de alguna manera disolver el estatus griego del municipio, siempre de una manera gradual y pacífica.

Durante el s.I d.C Tarraco y Barcino despuntaron exponencialmente frente a una Empúries debilitada por la pérdida de peso estratégico y comercial, paulatinamente la ciudad griega fue quedando en desuso y los descendientes de los foceos se trasladaron a ciudades más protegidas quedando la ciudad griega en un espejismo de lo que unos siglos antes había sido.

 

Basílica y foro

La Basílica y el foro fueron de los edificios de mayor importancia y embergadura debido a su uso como edificios comerciales, administratvos y judiciales. Aunque se sabe que había un templo dedicado a la tríada romana lo que actualmente puede apreciarse de forma parcial son los restos del porticado de la basílica y el foro con la columnata.

 

Foro

 

Mosaico romano

Las excavaciones han descubierto 3 domus principales con mosaicos de estructuras geométricas de diferentes colores en varias habitaciones. Estas domus probablemente construídas en época republicana siguen los estándares de las domus romanas con peristilo y hortus, así como la decoración con frescos.

 

Muralla

La muralla no dispone de las torres de vigilancia que podemos hallar en otras provincias, confeccionada con sillares de piedra en la parte inferior se completan con el opus caementicium, y cal y piedra en la parte superior. SI nos fijamos, no se aprecia una altura considerable, eso es debido a que posiblemente la muralla no fuera destinada a la fortificación de la ciudad sinño como un elemento delimitador.