Forma Urbis, el mapa de Roma

 

Introducción

No os podéis ni imaginar la satisfacción que me produce escribir ciertos artículos, algunos porque son la explicación sobre determinados acontecimientos históricos que de alguna forma cambiaron el mundo en Occidente, otros por su complejidad y otros como este porque me parecen encantadoramente curiosos.
Muchos de vosotros, si me seguís desde hace años, sabéis que siento una especial debilidad por lo cotidiano, por lo mundano, por lo pequeño, así que no es extraño que encontréis en el blog espacios dedicados a aspectos, a priori menos atractivos, como utensilios de cocina, de escritura o de iluminación. En el caso de la "Forma Urbis" es posible que muchos de vosotros no sepáis ni de qué se trata y eso lo hace más curioso. Como sé que muchos sentís la misma fascinación que yo por estas cosas, por fin y después de mucho tiempo me he decidido a ofreceros algo de luz. ¿Empezamos?
 
 

Localización

 
Imaginaros que estáis viendo esta panorámica desde dentro mismo del Foro Romano. A mano derecha tendríais la basílica de Majencio y justo a continuación (casi queda a la mitad de la imagen) tenéis el Templo de Rómulo, un edificio del que se preservan algunas columnas frontales  y su estructura circular y abovedada, el motivo por el que se ha conservado es porque adosado a la parte trasera por un pasillo está la Iglesia de San Cosme y Damián. A la Iglesia se accede por la calle de atrás, es decir por la Vía de los Foros imperiales y que se corresponde a la imagen superior que encabeza el artículo. 
 
 
Imagen de Jarekmarszal
 
En el s.VI el Rey Teodorico cedió los terrenos que ocupaba el Foro Vespasiano (Templo de la Paz) incluida su impresionante Biblioteca y parte del Templo de Rómulo, al Papa Felix IV, uniendo definitivamente ambos edificios. 
Si estuvierais ahora tras el Templo de Rómulo veríais la entrada tal y como se ve en la siguiente imagen. Ahora fijaros bien en esa pared enladrillada, lo importante no son las ventanas añadidas con posterioridad sino los agujeros que son visibles aun. No menosprecieis tales orificios pues ellos son el recuerdo de que en esa gran pared habían adosadas 150 losas de mármol ancladas con grapas de bronce que completaban un mapa de Roma de 18 metros de largo por 13 de alto.
 
Hugo DK / CC BY-SA 
 
Habéis leído perfectamente, un callejero de Roma, pero en este caso el mapa quedaba alojado en el interior de una de las salas del complejo que conforma el Foro de Vespasiano y del que podéis ver una reproducción en la siguiente imagen. 
 
Templum Pacis By Autokrator - Own work, CC BY-SA 4.0
 
El mapa, construido por Severo entre el 203 y el 211 no era en sí un espacio de ubicación para usuarios, sino un enorme callejero que incluía monumentos, la numeración de las calles, ínsulas y villas y que permitía diferenciar las regiones delimitadas con una línea roja en las que se dividía los espacios de la ciudad. 
Esta cartografía ayudaba a los censores a aplicar las tasas tributarias que correspondían según la zona en la que ubicaras tu negocio o habitáculo complementada también por una función plenamente ornamental, aun así el emperador quiso facilitar la ubicación de los principales espacios y monumentos para mostrar la actualización y reconstrucción de la ciudad tras los intensos incendios que asolaron Roma durante el último año de imperio de Cómodo y que arrasó el Templo de la Paz y sus cercanías. 
 
El mapa sin duda se basó en un original construido en bronce y sabemos que tenía una función administrativa porque el detalle de los grabados no sólo muestra el espacio de las tiendas, o de las casas, sino que incluso especifica quién es el propietario y sus medidas. Gracias a este nivel de detalle los expertos han podido concluir que las mujeres romanas eran en un extenso número, propietarias de negocios y viviendas y de alguna forma revela que la posición femenina en la administración económica de Roma era mayor de la que se presumía.
 
El problema principal es que el enorme mapa de piedra fue descompuesto en trozos y usado tras la caída del Imperio de Occidente como losas de construcción para otros edificios. Es decir el enorme mapa se convirtió en un ciclópeo rompecabezas. 
Actualmente sólo se dispone del 10% de los fragmentos que componen la totalidad y cada determinado tiempo es posible hallar en Roma trozos adosados a edificios posteriores que se van localizando y estudiando para irlo completando. 
 
Foto Ulysses K. Vestal
 
En las imágenes podéis observar algunos de los fragmentos, es importante constatar la perfección en el trazo de las líneas y semicírculos y la capacidad de los topógrafos romanos de diseñar el modelo aéreo de la ciudad sin tener herramientas digitales, ya que su escala es 1:240.
 

Foto Sailko/CC BY-SA

Tal y como lo haría un arquitecto actualmente, los romanos marcaron la posición y número de columnas en el caso de los templos y la inclinación de los locales, asimismo las paredes principales de un Templo por ejemplo eran líneas más gruesas mientras que las paredes internas o secundarias y las escaleras de acceso estaban cinceladas con líneas más delgadas. 

 
Foto Sailko/CC BY-SA
 
 
Sin lugar a dudas creo que sería fascinante poder contemplar el mapa en su totalidad. 
Roma no deja jamás de sorprendernos, cuando parece que todo está descubierto y estudiado aparece algo que afianza su poder e innovación, es como si se dedicara a recordarte a cada instante que jamás caerá en el olvido mientras la tierra la cubra.
 
Mireia Gallego
Junio 2020
 
 

¿Te ha gustado el artículo? Dame tu opinión

Asunto: Mapa de Roma. Autor: Alberto González Fecha: 04.07.2020

Me parece un magnífico artículo, y viene a complementar un vídeo que vi en Youtube sobre este mismo tema

Asunto: Re: Mapa de Roma. Autor: Mireia Blogger Fecha: 08.09.2020

Gracias Alberto, un placer que lo hayas leído

Nuevo comentario

 

Miembro de: